Participa Procuraduría en capacitación para combate de trata de personas

OAXACA0

TRATA_DE_PERSONASPara conmemorar el 30 de julio de 2015, Día Mundial Contra la Trata de Personas, funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Oaxaca, se trasladaron a la capital del país, para participar con la Comisión Intersecretarial contra la Trata de Personas y, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), y representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en el Encuentro Regional Contra la Trata de Personas: Avances y Perspectivas.


 

El objetivo es, dijo la Subprocuradora para la Atención de Delitos cometidos contra la Mujer por Razón de Género, Iliana Hernández Gómez, el intercambio de experiencias, el análisis de casos específicos y la evaluación de las acciones gubernamentales, en Oaxaca se han implementado acciones diversas para el combate a este flagelo y este tipo de eventos retroalimentan conocimientos, señaló.

En Oaxaca, de acuerdo a los registros estadísticos de la Subprocuraduría para la Atención de Delitos cometidos contra la Mujer, son jóvenes de los 18 a los 25 años de edad las principales víctimas con un total de 45 denuncias integradas en lo que va del año, le siguen menores de edad de los 13 a los 17 años con un total de 27 denuncias, y con 18 casos, personas de los 26 a 60 años, de este total solamente cuatro denuncias tienen como víctima a varones, las cifras reveladas constituyen material de investigación muy valioso para implementar acciones contra el delito, subrayó Hernández Gómez.

En Oaxaca existe la Comisión estatal contra la trata de personas, presidida por el Gobernador Gabino Cue, de la cual el Procurador del Estado, Joaquín Carrillo Ruíz, es Secretario Técnico, de ahí la presencia a este foro internacional, de la Subprocuradora de Género, la Fiscal de Genero de la Cuenca y la Directora del Centro de Justicia de la Mujer (CEJUM), así como

personal de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) especializado en el tema, y el Ministerio Público que dirige la mesa.

El Salón Morelos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) es sede de este encuentro que tiene seis paneles con temas centrales: experiencias internacionales en materia de prevención y combate a la trata de personas y la atención a sus víctimas; estrategias para la atención a las víctimas de la trata de personas y el respeto a sus derechos humanos; estrategias para la prevención de la trata de personas desde una perspectiva de derechos humanos; estrategias para la persecución e investigación de la trata de personas desde una perspectiva de derechos humanos; y vinculación gobierno, sociedad civil e iniciativa privada para la atención y reinserción de las víctimas de la trata de personas.

Destaca la participación de especialistas de Estados Unidos, Argentina, Colombia, diversas organizaciones nacionales e internacionales, funcionarios vinculados al tema procedente de todo el país, y víctimas sobrevivientes que relatarán su caso a fin de que a partir de ellas se implementen estrategias de combate en torno al tema.

Cifras mundiales

El evento busca generar reflexión acerca de un delito creciente, considerado el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo, sólo superado por el tráfico de drogas y de armas, y que cada año genera ganancias que van de 32,000 a 36,000 millones de dólares, según estimaciones del Foro de Viena para combatir la trata de personas.

El Diagnóstico sobre la Situación de la Trata de Personas elaborado por la CNDH en el 2013 resalta que de 2 a 4 millones de personas son captadas cada año con fines de trata en el mundo, de las cuales entre 800,000 y 900,000 son trasladadas a través de las fronteras para algún tipo de explotación laboral o sexual, según datos de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), de 2003 a 2006, las victimas de trata eran mujeres en un 66 a 74%, niñas en un 10 y 16 %; niños en 12 y 16%, y varones en 3 y 9 % de los casos.

Para el periodo de 2007 a 2010, la misma oficina detectó una reducción en el porcentaje de mujeres adultas víctimas, que osciló entre 55 y 60%; e incremento en el número de niñas víctimas, entre 15 y 20 %, de manera que el porcentaje de víctimas del sexo femenino fluctuó entre 70 y 80%, y se ubicó entre 8 y 10% el de niños víctimas de este delito.