La policía rebasada por la delincuencia aquí en Huatulco

OAXACA0

Domiclos1Por: Ildefonso PACHECO

Santa Cruz Huatulco, Oax.– 10 de agosto de 2015.– Este sábado por la tarde tres sujetos no identificados, que viajaban a bordo de una motoneta color negra tomaron por asalto el domicilio de la familia Méndez, sector N lote 14 manzana 8.


 

Los hechos ocurrieron alrededor de las 7: 30 horas de la noche, cuando una mujer muy afligida y espantada solicitaba auxilio a los vecinos del lugar, porque minutos antes habían entrado a su domicilio, a robar tres sujetos que viajaban en una motocicleta.

La mujer de aproximadamente 58 años de edad, de apellido Méndez, salió huyendo con su bicicleta, detrás de los sujetos que habían asaltado su domicilio ubicado en el sector N, en el cual nada pudo hacer porque la policía municipal nunca llego al lugar.

El sector N calificado como lugar inseguro para vivir, a diarios se registran robos a las casa habitaciones y la caseta de vigilancia que mantiene el Fondo Nacional al Turismo (FONATUR) a la entrada de este sector es inoperante y no sirve para nada.

Aquí no llevan el registro de personas extrañas, que entran a este sector y porlo regular sujetos en motocicleta entran a checan el lugar para cometer atraco como lo ocurrido este sábado en este domicilio que se encuentran sin vigilancia policiaca.

La señora Méndez, señaló que los delincuentes, se llevaron dinero en efectivo, así como su teléfono celular en el cual no pudo marcar a las corporaciones policiacas.

Los tres individuos después de cometer sus fechorías, se dieron a la fuga en la motoneta, a pesar que el Fondo Nacional al Turismo (Fonatur), mantienen una caseta de vigilancia a la entrada de este sector.

Mientras los asaltos están a la orden del día, el director de seguridad pública, Maximiliano Ruiz Martínez, sigue al frente de la dirección y las patrullas ocupada para pasear a sus secretarias.

La inseguridad persistirá este destino turístico, porque el cabildo pues mantiene en el cargo a este señor productor de Papaya, porque lejos disminuir los robos, la ola de robos sigue a la orden del día.