Presenta Benjamín Robles iniciativa para Comisión de Diálogo por la Educación, sin Represión

OAXACA0

iniciativaDjpgAnte el conflicto social que vive México, luego de la entrada en vigor de la reforma educativa, el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya presentó ante el Congreso de la Unión una iniciativa para la creación de la Comisión de Diálogo por la Educación, sin Represión (CDER), que tendrá como objetivo incluir a todas las fuerzas políticas, educativas y sociales en beneficio de la educación.


 

El legislador federal sostuvo que está a favor de una verdadera reforma educativa, en la cual es de suma importancia, escuchar a los maestros que siguen siendo la pieza clave en la educación del país, por lo cual entregó la iniciativa este miércoles en sesión de la Comisión Permanente de la LXII Legislatura Federal.

Mencionó que la actual reforma educativa ha sido discriminatoria de los pueblos y comunidades indígenas y la evaluación establecida en las leyes es considerada como punitiva.

“Por ello, hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas, sociales y culturales, a fin de que se unan y aporten sus ideas para llevar a cabo una verdadera Reforma Educativa, que tenga como fin un mejor aprendizaje para los educandos y una mayor estabilidad laboral para los maestros”, manifestó.

El también presidente de la Comisión Sur-Sureste del Senado de la República alertó que el conflicto magisterial que se vive en Oaxaca y otros estados del país, puede tornarse en dimensiones alarmantes si no se actúa con prudencia, humildad y en pos de la niñez mexicana.

En el caso particular de Oaxaca, en donde fue reestructurado el Instituto Estatal de Educación Pública, dijo que aun cuando era necesaria no garantiza por sí misma el mejoramiento de la educación, porque la infraestructura de las escuelas es deplorable, al igual que alimentación de los niños, lo que no permite el óptimo aprovechamiento de los que se les enseña, entre otros factores adversos que no han sido erradicados.

Asimismo, Robles Montoya señaló que el uso de la fuerza pública, tampoco es la forma de amedrentar, persuadir ni mucho menos convencer para que los maestros integrantes de la Sección XXII acepten los cambios y decisiones gubernamentales.

“Desde la Cámara de Senadores, siempre hemos defendido que nuestro sistema educativo nacional no puede aplicarse de forma unilateral e indiscriminada en todo el país; reconocemos que los estados como Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas presentan marcadas diferencias de desigualdad social y económica”, precisó.

Por lo que, sostuvo que es fundamental que las decisiones y actuaciones del Estado deben estar a favor de los derechos de la niñez, consistentes en la educación, alimentación, salud y recreación para que su desarrollo se realice de manera integral, siempre respetando su dignidad humana, la cual se transmite en lenguaje, costumbres y formas de vida en su contexto territorial.