Urgente fortalecer medidas de seguridad en el servicio de transporte público: ABR

OAXACA0

Propusos3b2• El legislador de la fracción del PRI propuso reformas y adiciones a diversas disposiciones a la Ley de Transporte del Estado de Oaxaca

Oaxaca, oax., 26 de agosto de 2015.- Ante la necesidad de iniciar una verdadera regulación del transporte público en la entidad oaxaqueña, el diputado del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura estatal, Amando Bohórquez Reyes, presentó una iniciativa para reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley de Transporte del Estado de Oaxaca.

 

En la exposición de motivos, el legislador por el distrito de Miahuatlán recalca la urgencia de fortalecer las diversas medidas de seguridad en el servicio del transporte público en nuestra entidad, así como la capacitación entre los conductores y prestadores de estos servicios, pero sobre todo, la aplicación estricta de la ley en la materia.

Señala que la educación vial y la coordinación de las autoridades en materia de vialidad, es de vital importancia para alcanzar los beneficios que la sociedad requiere, sobre todo en el uso de transporte público.

Explica que en Oaxaca contamos con una diversidad de transporte público, desde autobuses, taxis, mototaxis y hasta camionetas colectivas en las diversas poblaciones. “Así como se han desarrollado diferentes medios de transporte, también se han desarrollado las necesidades de regulación de los mismos”.

Bohórquez Reyes reconoció que si bien es cierto que en la Ley Estatal de Transporte y las Leyes municipales se contemplan las medidas necesarias para las concesiones y permisos para el funcionamiento de este sector, también se observan carencias en dichos servicios, ya que no cumplen con los lineamientos de seguridad necesarios para su funcionamiento.

“También se observa la falta de seguridad en las unidades que van desde no contar con herramientas básicas, extintor, botiquín de primeros auxilios, hasta rebasar la capacidad en número de pasajeros, de ahí la necesidad de procurar la seguridad e integridad de los pasajeros, sobre todo en los casos de transporte urbano y colectivo”, recalca.

El objetivo es procurar la seguridad de quienes utilizan el transporte público en todas sus categorías, buscando siempre el beneficio tanto de las empresas que brindan estos servicios, como de los usuarios y, desde luego, la protección al medio ambiente.