Guillotina política

OAXACA0


GABINO_CUEPor: Felipe Cruz García

El IEEPO sigue siendo cuna de parásitos…Gabino Cué sigue guardando silencio/ Santa María Huatulco hundido en el atraso

Oaxaca, Oax., 09 de septiembre de 2015.- Si bien es cierto que el gobernador Gabino Cué Monteagudo y el gobierno federal descabezaron la Sección XXII del magisterio oaxaqueño para darle rumbo a la educación en el Estado, sin embargo, en la nueva institución que se creó que es el Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) existen los mismos vicios, es decir sigue siendo nido de aviadores, que son protegidos en la más alta esfera del Poder Estatal.


 

Sigue siendo un insulto para los más de tres millones de oaxaqueños que día a día ganan un miserable salario para sobrevivir, mientras en el nuevo IEEPO aún existen infinidades de aviadores, entre ellos diputados locales, dirigentes de agrupaciones disque sociales, y hasta colaboradores cercanos del gobernador, según como lo han consignado diversos medios de comunicación y redes sociales.

El único aviador que ha prometido regresar los recursos que ha cobrado durante muchos años en esa institución es Rosendo Serrano, solo que no dijo cuándo, pero por lo menos tuvo la dignidad de aceptar que sí forma parte de la plantilla de los parásitos que sangran cada quincena las arcas del nuevo IEEPO.

Al respecto, los diputados locales que no figuran en la lista de aviadores, exigen al gobernador Gabino Cué transparentar la lista de los parásitos que por años han cobrado en esa institución sin devengar su decoroso sueldo.

Moises2Empero, el mandatario estatal ha guardado silencio, no quiere mover ni un solo dedo, esto porque sabe perfectamente que muchos de sus consentidos son aviadores, y es por ello, que solo ha puesto oído sordo ante el clamor de legisladores y oaxaqueños que exigen que de conocer la lista de los aviadores que coaligados con los zánganos de la Sección XXII, por años han saqueado al viejo y al nuevo IEEPO.

Pero mientras tanto, el director de dicha institución, Moisés Robles, y su vocero, teniendo la protección del número uno del Poder Ejecutivo, continúan ganando mensualmente entre 440 y 120 mil pesos, según como como se ha dado a conocer en la voz populi, es decir, ganan más que un presidente de la república, y si estuvieran en Guatemala, ya los hubieran destituido de sus cargos

Santa María Huatulco sigue de cabeza

Edil “Darío Pacheco”, encabeza un gobierno sin resultados

A casi dos años de gobierno municipal que encabeza Darío Pacheco, Santa María Huatulco sigue hundido en su más profundo atraso.

Porque como lo han manifestado los mismos huatulqueños, que los más de 100 millones de pesos que percibe a anualmente, aseguran que solo ha ido parar en bolsillos de unos cuantos, y no para realizar obras públicas.

Lo cierto es que sus principales colaboradores, ya no son aquellos humildes ciudadanos que antes de arribar al poder, decían que no iban a ser como esos priistas que por años saquearon las arcas municipales, pero sin lugar a dudas, solo mintieron, porque ahora son los nuevos ricos del pueblo, el poder los hizo cambiar.

DARIOcDUn claro ejemplo de ello, es el tesorero municipal, César Jacobo Martínez Lavariega, que el año pasado se vio involucrado en un presunto auto robo de alrededor de un millón de pesos, y a casi 365 días de ese hecho delictuoso que la sociedad huatulqueña no ha olvidado, nadie ha hecho nada, menos el presidente municipal que debió destituirlo de ipso facto, de manera fulminante, sin embargo, toleró la situación, y lo ha premiado con más tiempo de manejar todo el presupuesto del gobierno municipal.

Aunado a todo esto, ante la falta de capacidad del edil Darío Pacheco, la inseguridad se apoderó desde el primer día de su gobierno de manera alarmante se incrementaron los actos delictivos, incluso hasta uno de sus funcionarios fue asesinado al medio día en la plaza pública de la Agencia de la Crucecita.

Y sumando a ello, el crimen más sonado, que cimbró a este pueblo recientemente, fue del precandidato a la presidencia municipal, Edgar García Hernández; también este homicidio se cometió en la vía pública, ante la ausencia de la policía municipal.

En ese sentido, quiere decir que el paquete le quedó grande al soberbio presidente municipal Darío Pacheco, y lo más grave del caso, el pueblo de Huatulco sigue reclamando obras sociales para salir del atraso, pero, todo indica que Darío Pacheco resulto ser un pillo de siete leguas que su único fin ha sido aplicar los recursos para otros menesteres y no del interés colectivo, como pregonó en su campaña, que trabajaría con honestidad, y no embolsarse el dinero del pueblo.