Urgente erradicar la mendicidad infantil: Adolfo García Morales

OAXACA0

ADOLFONSO*Es importante concientizar sobre el daño que ocasiona a la niñez

San Raymundo Jalpan, Oaxaca, 17 de septiembre de 2015.- Con el objetivo de establecer mecanismos jurídicos que obliguen a padres y tutores a respetar los derechos de los niños y niñas, el Presidente de la Comisión Permanente de Trabajo y Seguridad Social del Congreso del Estado de Oaxaca, Adolfo García Morales, presentó ante el Pleno Cameral, una iniciativa en la que se adiciona el artículo 325 bis del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Oaxaca.

 

En su exposición de motivos el legislador, aseguró que la mendicidad infantil se ha convertido en un grave problema, donde los niños se exponen a diversos peligros, ya sea en la calle o en lugares nocivos, mientras que el dinero que logran obtener es entregado a terceros.

El legislador, aseveró que es importante concientizar sobre el daño que ocasiona este tipo de acciones para alcanzar el pleno desarrollo de la niñez y la protección de los derechos humanos de los menores.

“El Estado debe garantizar la protección contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso, entorpezca su educación, o que sea nocivo para su salud o para el desarrollo infantil”, manifestó el representante popular.

El diputado priista, afirmó que dicho fenómeno ha ido en crecimiento con el transcurso de los años debido al alto índice de desempleo “los trabajos forzados y el hecho de mendigar deben terminar”.

García Morales, explicó que la Convención sobre los Derechos del Niño establece que la mendicidad infantil la utilización de los menores de edad para fines económicos, por parte de los padres o familiares que afectan de forma negativa su sano desarrollo físico, mental, emocional, espiritual, moral o social.

De la misma forma, detalló que el Convenio núm. 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las peores formas de trabajo infantil, reconoce que proteger a las niñas y a los niños requiere de respuestas integradas que incluyen empleos y trabajos decentes para sus padres, además de medidas de protección social que les ayuden a mantener a las niñas y a los niños en la escuela.