Atlacomulco: la derrota del emblema

OAXACA0

El triunfo electoral de MORENA nos deja grandes lecciones históricas. Sin embargo, pocas veces se atestigua un cambio electoral tan drástico como el que se vivió en Atlacomulco. El primer domingo de julio, en este municipio del Estado de México considerado el imbatible bastión nacional del priismo, se vivió una derrota sin precedentes y una victoria que deja grandes expectativas.

Un episodio insólito como este significa un parteaguas político, su trascendencia histórica no puede dejar de ser analizada por especialistas, sobre todo por quienes además fueron partícipes del cambio aprovechando la situación general de descontento. Algunos supieron canalizar las demandas populares para generar y consolidar proyectos a través de su larga experiencia.

José Antonio Rueda Márquez cumple este papel, quien fue clave como operador en esta región del país, además de continuar con un proyecto nacional que arrancó con mucha fuerza desde que fue operador del estado de Oaxaca. El deseo de cambio ha sido el mismo en la zona norte, centro y sur de la República pero estalló con toda su fuerza al llegar el momento de votación.

El maestro Rueda, hace un par de años, coordinó la campaña para la gubernatura de Oaxaca de Salomón Jara Cruz, quien ahora resultó electo Senador por MORENA. Rueda, en su deber mexiquense, engarzó uno de los eslabones estratégicos en la espiral triunfadora del candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, ensombreciendo a sus rivales del PRI y del PAN.

No es para menos, el maestro universitario con licencia, unió la resistencia histórica contra el priismo mexiquense con la tenacidad de un movimiento político y la ausencia de promesas cumplidas. Con la toma de Atlacomulco, se abolla “la joya de la corona” del grupo dominante de la clase política del país. Se deshace el semillero del cual germinaron ilustres priistas.

Sin embargo, Rueda Márquez ataja, “Como en todo movimiento, se pueden sobrevalorar a los actores políticos de la coyuntura y caer en triunfalismos. Es muy importante no perder de vista las causas profundas que impulsaron este resultado”. Se debe mantener el esfuerzo, no bajar la guardia.

Destaca que “el golpe mortal al priismo” se debió primero a los núcleos ciudadanos que se transformaron en un movimiento de resistencia histórica desde hace años. La segunda causa fue la perseverancia histórica de Andrés Manuel López Obrador de convencer a la gente que había una alternativa distinta hasta lo que ahora ofrecía el grupo Atlacomulco y tercero, el desengaño gradual en los gobiernos priistas que no cumplieron sus promesas.

Atlacomulco y su historia de la alcurnia priista.

Atlacomulco de Fabela es un municipio ubicado al noroeste del Estado de México reconocido porque ha congregado a las altas esferas priistas, de la cual han emanado los mandatarios mexiquenses que desde 1942, con Isidro Fabela Alfaro y seguido por la familia del Mazo, han gobernado esta entidad.

De acuerdo a politólogos e historiadores, Fabela Alfaro, un abogado, escritor, historiador y diplomático, fue el fundador de este grupo, dejando el liderazgo a Carlos Hank González, –Gobernador del Estado de México de 1969 a 1975–, el hoy presidente Enrique Peña Nieto se convirtió en el principal heredero al cumplir con el tradicional adagio de este grupo de gobernar el país.

De ahí que el Estado de México fuera considerado como el sitio donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) concentra toda su fuerza política y guarda celosamente su granero electoral. Ahí, el municipio de Atlacomulco es cuna de Gobernadores, Secretarios de estado y un Presidente de la República.

Para sorpresa de propios y extraños, en los pasados comicios de julio, la oposición se llevó casi carro completo. Según el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), la coalición “Juntos Haremos Historia”, conformada por MORENA, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social, triunfó en 54 de los 125 municipios de este estado y obtuvo 42 de las 45 diputaciones de mayoría.

Precisó el morenista Rueda que la derrota estatal, comienza desde el año pasado con la elección del actual gobernador Alfredo del Mazo, un notable del grupo Atlacomulco, que se ha dedicado a descansar desde que fue electo.

Tampoco tuvo la iniciativa de cumplir con sus promesas de campaña; simplemente se retiró del escenario para esconderse en su Palacio de Gobierno de Toluca, olvidando todos sus compromisos, lo que ayudó a que la gente se desengañara y dejara de ver al PRI como una opción a sus problemas.

Señaló el militante de izquierda que de esta manera la suma de todos estos factores trajo como consecuencia que “nos encontramos con tierra muy fértil porque la gente estaba dispuesta a escuchar, poner atención y a buscar nuevas alternativas”. Tradicionalmente había resistencia y gran desconfianza.

Puso como ejemplo la ocasión que caminó con un grupo de 30 de sus compañeros a repartir el periódico Regeneración, recorrieron una serie de colonias con cierta afinidad ideológica. Sin embargo, al llegar a colonias priistas el consejo de sus compañeros, que conocen el territorio, pronosticó que no iba a valer la pena seguir en la lucha porque era pura gente muy ligada al PRI.

No obstante, decidieron caminar las colonias para probar, su sorpresa fue que de cada 100 domicilios visitados, 97 estaban dispuestos a escuchar con una buena actitud, incluso mostraban interés haciendo preguntas de cuál era la propuesta y sólo en tres se encontró algún rechazo, eran quienes se cerraron a la posibilidad de comunicación. No atendían el llamado y no abrían la puerta.

“Esto nos dio la pauta para profundizar esta política y estar en una relación directa con los ciudadanos que gradualmente fueron consolidando una simpatía por MORENA. Tan solo hay que recordar que el Estado de México, tiene 45 distritos federales y el PRI perdió 42, esto que quiere decir que hay un rechazo generalizado en el Estado de México por quienes los han gobernado”.

Asimismo, mencionó que el triunfo electoral de MORENA en el Estado de México quedo evidente, superando al del año pasado, cuando de manera abusiva el PRI hizo trampa para poder conservar el triunfo de la gubernatura.

Incluso, detalla Rueda una anécdota representativa: Una señora de 90 años fue a votar, pero no apareció en el padrón electoral y se puso a llorar. Una persona le dio sus boletas; ella marcó sus votos por MORENA sin dirigirse a la mampara, la depositó en la urna y se fue feliz. De este nivel es la esperanza que logró despertar la candidatura de AMLO en amplios sectores del país.

Para el entrevistado, el reto que enfrentará MORENA es consolidar el triunfo, ganarse la confianza y no decepcionar a nadie “como en todo proceso se requiere que la gente vea que los compromisos que ha hecho se cumplan, que hay realmente una actitud de acabar con la corrupción en el país”.

Las promesas para generar cambio consisten en “dar mejores condiciones de vida para la población, mayor seguridad, salud, condiciones de atención para el desarrollo económico, ofertas de empleo remunerados en condiciones dignas y no empleos como los que ahora se ofrecen que son precarios”.

Cuestionado sobre los activistas de origen priista, panista y perredista que han participado como candidatos y apoyando a MORENA, aseveró que cualquier grupo emergente en la historia, desde la Revolución Francesa, hasta la Revolución Mexicana, han contado con respaldo de sectores de los bloques gobernantes que promueven al grupo emergente, eso siempre ha sucedido.

Sin embargo, señaló el analista que la clave es que actualmente cuenten con rutas definidas, programas y una dirección marcada que hace que todos los que se sumen avancen juntos y parejos en el sentido de este movimiento emergente y que los aliados que se hayan sumado, terminen por asumir los roles que les tocan en la construcción de las alternativas propuestas por AMLO.

Los compromisos hechos por el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá funciones en diciembre, cambiarán la realidad de México. Él tiene toda la voluntad de cumplirlos, pero creo que sólo será posible si la sociedad se mantiene crítica, participante y organizada, remató enfático.