Miembro del PES da golpe a Morena; apoya al ‘tricolor’

OAXACA0
Viernes 15 de diciembre de 2017. El primer revés del Partido Encuentro Social (PES) en la alianza con Morena surgió de Alejandro González Murillo, coordinador de los diputados de ese instituto político, sobrino del ex procurador y ex gobernador de Hidalgo, que le dio su voto al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para aprobar una consulta popular en la que se pregunte a los ciudadanos si están de acuerdo en desaparecer las policías municipales y sustituirlas por 32 estatales.

González Murillo votó por la consulta e incluso descalificó la coalición suscrita la víspera por su dirigencia con Morena.

Las convicciones de Encuentro Social no cambian, las de la bancada tampoco. Aquí estoy, vine a poner mi dedo. Yo sí quiero que haya quórum. No vamos hacer lo que diga un partido u otro, tomaremos nuestras propias decisiones, atajó.

La bancada del PRI echó mano ayer de todos sus recursos para lograr el quórum, mientras los integrantes de la coalición Por México al Frente, Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, así como Morena, se presentaron a la cámara, pero no entraron al salón, para evitar que se votara la consulta.

Excepto los casos de Blandina Ramos (Morena) y los panistas Alfredo Herrera y Olimpia Zapata, que contribuyeron a que, a las 12:45 horas, se reuniera el mínimo necesario de 251 diputados para arrancar la sesión.

Se los anuncié, decía César Camacho

Mientras observaba el tablero de asistencia, el coordinador del PRI, César Camacho, comentó a los reporteros: ¡Se los anuncié! Y habrá más. El tricolor se tomó media hora más y a las 13:17, el presidente de la cámara, Jorge Carlos Ramírez Marín, ordenó que se reanudara la sesión, con la asistencia de 256 diputados.

La bancada priísta aplicó ayer, hasta donde le dio, la disciplina. Sacó de su convalecencia, de una intervención de hígado, al ex vocero presidencial David López. El vicecordinador Enrique Jackson, aquejado por ciática, pidió licencia para que su suplente, Enrique Díaz López, lo cubriera en el cierre del periodo. Y del lado del Partido Verde, fue llamado de urgencia Félix Martínez Olivares, suplente de Alberto Couttolenc Buentello, que por estos días goza de su luna de miel en Europa.

Así, el pleno se componía a esa hora de 258 diputados. Cinco minutos después, Ramírez Marín puso a votación la consulta. De manera sorpresiva, de esos 258, sólo se quedaron 249, número que volvía a romper el quórum. Ante ello, Ramírez Marín extendió la votación cinco minutos más. A zancadas y mientras, con sus brazos, apartaba compañeros, llegó el presidente de la Comisión de Presupuesto, Jorge Estefan Chidiac. El viejo profesor normalista Victorino Cruz, fue llevado en andas por dos auxiliares hasta el pleno, para que, en el último minuto, alcanzara a tomar un micrófono y votar.

La consulta fue aprobada por 250 votos. Aunque no votó a favor ni en contra, aunque tampoco en abstención, la diputada Refugio Trinidad Garzón Canchola sólo registró su asistencia para, desde el PES, dar al PRI la asistencia 251, que necesitaba para restaurar el quórum y validar la votación.

Nota retomada de la La Jornada

Leave a Comment