Continúa Administración fomentando valores y sana convivencia

OAXACA0

     Oaxaca de Juárez, Oax., 15 de julio de 2020.- En el aislamiento voluntario, Ana Luz Pacheco Gómez, capacitadora de la Unidad de Desarrollo Profesional de la Secretaría de Administración, continúa con el diseño e implementación de herramientas formativas que impulsen el crecimiento personal y laboral de servidoras y servidores públicos.

Hace más de cuatro años que Ana Luz asumió el reto de impartir conferencias y cursos al personal del Gobierno del Estado, actividad que hoy en día la llena de orgullo y gratitud.

“Desde que me fue asignada esta labor, lo vi como un reto que he ido superando con la satisfacción de que quienes participan en las charlas y los cursos a los que asisto, me hacen saber que les ha funcionado, retroalimentan mi trabajo con sus comentarios y me ayudan a ser mejor”, señala.

Los valores familiares son muy importantes para Ana Luz, su maternidad ha cambiado sus prioridades y la forma de apreciar la vida.

Esta perspectiva se agudizó debido a la pandemia, motivándola a desarrollar una plática que denominó Respeto, herramienta para una vida libre de violencia, la cual refuerza conductas positivas en el entorno familiar, social y laboral.

A través de una plataforma digital, mujeres y hombres que forman parte del servicio público escuchan las estrategias propuestas por Ana Luz para mantener una sana convivencia y un equilibrio en sus relaciones personales.

“Soy consciente que estar en casa implica tener que manejar muchas emociones, por eso confío en que podamos utilizar este tiempo en casa para reinventarnos, reflexionar y volver al trabajo con mayor sabiduría y siendo mejores personas”, destacó.

Como muchos de sus compañeros y compañeras, al principio de la pandemia Ana Luz vivió mucho estrés, incertidumbre y tuvo que afrontar un proceso de adaptación junto a su hija y su esposo, logrando establecer una rutina que le ha dado resultados.

“En el ámbito laboral al principio cuesta. Tengo una niña que va cumplir dos años y la necesidad de trabajar desde casa me hizo buscar la manera de adaptarnos. Junto a mi esposo implementé un check list con las tareas del hogar, con nuestra organización para al final establecer espacios y actividades propias”, agrega.

En los días de aislamiento ha disfrutado de su familia, profundizar sus conocimientos en literatura infantil, además experimentar con la cocina.

“La enseñanza que me deja la pandemia es que nada es estático, la vida cambia, todo se transforma y es un desafío muy grande salir de la zona de confort y enfrentar la situación. Sólo estando presentes podremos descubrir lo gratificante de estar vivos y aprovechar la oportunidad de siempre superarnos y continuar”, puntualizó.