Del “viejerío” a las “lavadoras de dos patas”, las frases misóginas de los políticos

OAXACA0

Retomado del Periódico  El Proceso……………………

…………………….CIUDAD DE MÉXICO (apro) .- En el vocabulario de muchos de los políticos mexicanos referirse a las mujeres ha sido una oportunidad para la burla, el insulto o la hilaridad. Sin distinción expresidentes de la República, legisladores y líderes de varios partidos sin tapujos se han referido a las mujeres como “lavadora de dos patas”, “mi animal preferido”, “viejerío” y han sido tratadas con cartabones medioevales.

Algunos de ellos hoy se manifiestan a favor del movimiento feminista, de la marcha y el paro nacional al que están llamando colectivos de mujertes para el 8 y 9 de marzo, tratando de meter en el baúl del olvido lo que alguna vez profirieron o hicieron.
La misoginia de dirigentes del PAN ha sido pública y reconocida desde hace tiempo. Por ejemplo, en 1994 en plena campaña presidencial el abogado Diego Fernández de Cevallos candidato de su partido se refirió a las mujeres como “el viejerio”, una frase que defendió en múltiples ocasiones, incluso la usó sin reparo cuando Martha Sahagún buscaba impulsar su proyecto político en búsqueda de la presidencia.

—¿Lo del viejerío quedó atrás? —El viejerío sigue presente. Sigue haciendo su tarea en todos los órdenes y por supuesto, también en el periodismo, dijo el abogado panista que también llamo a los pobres “descalzonados”.

Abascal contra Aura

Una vez que llegaron al poder, el machismo azul tuvo varias expresiones. En 2001 Carlos Abascal secretario del Trabajo del gobierno del presidente Vicente Fox protagonizó un escándalo público cuando supo que, a una de sus hijas, Luz Carmen, le habían dejado de tarea leer la novela Aura de Carlos Fuentes.

“Felipe cae sobre el cuerpo desnudo de Aura, sobre sus brazos abiertos, extendidos de un extremo al otro de la cama, igual que el Cristo Negro que cuelga del muro de su faldón de seda escarlata, sus rodillas abiertas, su costado herido, su Corona de brezos montada sobre la peluca negra, enmarañada, entreverada con lentejuela de plata. Aura se abrirá como un altar. Murmuras el nombre de Aura al oído de Aura, sientes los brazos llenos de la mujer contra tu espalda. Escuchas su voz tibia en tu oreja: ¿Me querrás siempre?”, dice el párrafo que despertó la controversia.

A su parecer algunas partes de la obra eran inapropiadas para una mujer estudiante del tercer año, por lo que pidió que se tomaran medidas contra la profesora de su hija Luz Carmen en el colegio de monjas Félix de Jesús Rougier.

La controversia originada por Abascal, cuyo perfil católico conservador era reconocido, se extendió hasta llegar a personajes como Jorge Serrano Limón, la Unión Nacional de Padres de Familia, el cardenal Norberto Rivera Carrera y la entonces vocera de la presidencia Martha Sahagún quienes defendieron al funcionario. Así empezaba el primer sexenio presidencial del PAN.

En otra ocasión, en 2001 Abascal dijo: “¿Las mujeres también son seres humanos? El trabajo del hogar es el medio de realización plena de la mujer”