El síndrome Cristiano asoma en el Real Madrid

OAXACA0

(El País).-Julen Lopetegui ha proclamado en su dos primeras conferencias de la temporada que tiene ante sí un reto mayúsculo en el Real Madrid. El desafío, de extrema dificultad, no es otro que reconstruir de manera inmediata un nuevo equipo sin Cristiano Ronaldo, el máximo goleador de siempre del club y el jugador más influyente en la etapa reciente en Chamartín.

Su llegada en 2009 transformó al Madrid y su legado en nueve temporadas solo es comparable al que dejó Alfredo Di Stéfano. Por el caminó dejó cuatro Champions y unos registros anotadores solo igualados por Lionel Messi en la época actual: 450 goles en 438 partidos, más de un tanto por encuentro. Reducir al mínimo el impacto de su marcha y ser capaz de reemplazar sus cifras son el encargo más importante de Lopetegui en su nuevo puesto.

Lograrlo marcará, casi con total seguridad, su futuro en el Madrid. La pasada madrugada, en su estreno con derrota ante el Manchester United, comprobó que el vacío goleador dejado por Cristiano es una realidad peligrosa.