Hoy, la Fracción Parlamentaria del PRI presenta esta iniciativa, atendiendo el reclamo de la sociedad

OAXACA0

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO MANUEL LEÓN SÁNCHEZ EN LA EXPOSICIÓN DE LA INICIATIVA DE LEY PRESENTADA POR LOS INTEGRANTES DE LA FRACCIÓN PARLAMENTARIA DEL PRI Y DE LOS REPRESENTANTES DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS: PVEM Y PES, POR LA QUE SE DEROGA LA FRACCIÓN XIII DEL ARTÍCULO 25, SE REFORMA EL ARTÍCULO 33, AMBOS DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO LIBRE Y SOBERANO DE OAXACA, PARA ELIMINAR DIPUTADOS PLURINOMINALES.

San Raymundo Jalpan, Oax. 8 de febrero de 2017.

Hoy, la Fracción Parlamentaria del PRI presenta esta iniciativa, atendiendo el reclamo de la sociedad.

Ha llegado el momento de cambiar la historia política de nuestra entidad y del país.

Hemos pasado de un sistema hegemónico de partido a uno de alta competitividad; las razones que le dieron vida a los diputados plurinominales se han desvanecido, hoy la exigencia de la sociedad, es de un mayor compromiso de los legisladores con sus representados, hoy no tiene cabida un Congreso abultado frente a una sociedad que pide y exige racionalizar el gasto.

Vayamos por partes; los diputados plurinominales surgieron como una alternativa del Estado para posibilitar la inclusión de voces, expresiones y corrientes que no estaban representadas en el Congreso; se privilegió la presencia de las minorías, las cuales no tenían ninguna posibilidad de triunfo en ningún distrito electoral. En su momento, fue una reforma de avanzada y cumplió su propósito histórico.

Las cosas han cambiado y la sociedad se ha transformado, hoy ya no existe un partido hegemónico, ni en la entidad, ni en el país; y dada la alta competitividad, todas las expresiones tienen la posibilidad de ganar en un distrito y representar la voluntad de su electorado; aunado a ello, hoy tenemos la posibilidad de reelección de legisladores.

Un Congreso no puede ser ajeno al sentimiento popular y a las exigencias de la gente; está claro que la gente quiere elegir a sus representantes y no que los políticos estén bajo el amparo de un partido para poder acceder vía plurinominal a una curul, sin pasar por el escrutinio ciudadano en las urnas.

Llegó el momento de cambiar el sistema electoral, ya es tiempo de que quienes participen en el Congreso sean aquellos que se ganaron la aceptación y la aprobación de la gente en sus distritos; es tiempo de reducir el número de diputados, eliminando plurinominales para tener un Congreso más vinculado a la sociedad, un Congreso fuerte donde sus integrantes sientan el compromiso de estar más cercano de las y los ciudadanos, si es que desean seguir en el cargo.

Lo anterior se deriva de un argumento central: hoy los diputados tenemos la posibilidad de la reelección y la manera más viable y efectiva de garantizar, que la gente decida, quiénes deben ser ratificados en el cargo y quiénes no.

Es precisamente eliminando diputados plurinominales, y evitando con ello, el escapismo de políticos, que pretendiendo saltar y burlar a la ciudadanía, transitan de plurinominal a plurinominal, sin jamás haber sudado en campaña y votados en su distrito.

Llegó la hora de eliminar a los plurinominales, pongamos el ejemplo al país, desde este Congreso, desde la tierra de Juárez.

Debemos transformar el sistema electoral para que quienes aspiren a una curul, se ganen la voluntad de las y los ciudadanos, y no usar estas candidaturas para colocar a los que ganan sin hacer campaña.

La eliminación de plurinominales espantan a quienes sienten que no pueden ganarse la confianza de la gente, a quienes quieren llegar a una curul, a sabiendas de que no tienen ninguna aceptación ciudadana y, sobre todo, espanta a aquellos partidos políticos y líderes que han visto en la comodidad de los plurinominales, la perpetuidad de sus cuantiosas  ganancias.

Con la propuesta de eliminación de plurinominales se plantea un Congreso conformado con representantes sólidos y respaldados en sus distritos, la grandeza de la pluralidad radica en la fortaleza de sus integrantes.

La gente definirá en los distritos a las mayorías y minorías; y los partidos políticos seguirán representados en el Congreso.

Aquellos viejos argumentos de que si se eliminan los plurinominales se coarta el acceso a las minorías, ya no tiene cabida en una sociedad, donde cualquier opción política tiene posibilidades de triunfo, en una sociedad donde  las minorías y las mayorías no son permanentes, una sociedad donde no hay partido hegemónico, y sobre todo, una sociedad que clama y reclama ser escuchada.

La verdadera democracia es aquella donde se hace lo que el pueblo anhela y se define un solo interés: el del pueblo.

Creemos en la democracia, porque nos da la oportunidad de atender la exigencia de la sociedad y de transformar una realidad.

Es cuánto.