La red compartida constata que vamos en la ruta correcta: GRE

OAXACA0

red1red2La firma del contrato de Asociación Público-Privada (APP) para el despliegue de la Red Compartida entre el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (PROMTEL), la empresa Altán Redes y Telecomunicaciones de México (TELECOMM), y ante los retos que hoy enfrenta México, constata que vamos en la ruta correcta, que la transformación del país avanza atrayendo inversión productiva y generadora de empleo, que hay confianza en el país y avanzamos en mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas, afirmó el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Ante los subsecretarios de Infraestructura y Transporte, Raúl Callejo Silva y Yuriria Mascott Pérez, respectivamente; el Oficial Mayor, Rodrigo Ramírez Reyes; los coordinadores de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa y de la Sociedad de la Información y el Conocimiento, Javier Lizárraga Galindo; la Titular del Órgano Interno de Control, Nidia Chávez Roca, y los directores generales de TELECOMM y de Política de Telecomunicaciones y Radiodifusión, Jorge Juraidini Rumilla y Ezequiel Gil Huerta, el titular de la SCT enfatizó que “ello es resultado del proceso de transformación que a través de la Reforma Constitucional de Telecomunicaciones emprendió México bajo el liderazgo del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto”.

La transmisión, a través de internet, permitió que la subsecretaria de Comunicaciones, Mónica Aspe Bernal siguiera el evento, y a quien el secretario reconoció su liderazgo en el proceso para llevar a buen fin el proceso de concesión de la Red Compartida y a quien deseó un pronto restablecimiento, Ruiz Esparza destacó que la firma del contrato de APP es sin duda una buena noticia para el país y para todos mexicanos.

Hemos, dijo, dado pasos firmes y decisivos para que más mexicanos tengan acceso a servicios de telecomunicaciones de calidad y a precios accesibles, que les permitirán ser más productivos y enfrentar en mejores condiciones los retos que plantea el actual entorno global digital.

Ruiz Esparza enfatizó que la Red Compartida es la política pública de telecomunicaciones más importante que se ha desarrollado en nuestro país; es el proyecto más grande que se realiza en este momento en el mundo y el primero en su tipo a nivel global, en un proceso que destacó por su total transparencia, equidad y legalidad.

Con la Red Compartida México alcanzará los objetivos más importantes de la Reforma de Telecomunicaciones: más competencia y calidad, mayor cobertura y menores precios en favor de las familias mexicanas. Además, servirá para desarrollar aplicaciones tecnológicas de vanguardia, como el Internet y las ciudades inteligentes.

Con la firma de este trascendente contrato, enfatizó, Altlán Redes inicia el despliegue de la Red Compartida y podrá emprender su operación comercial a más tardar el 31 de marzo de 2018, con una cobertura poblacional inicial de al menos 30 por ciento, misma que, confió, será superada.

A partir de esta fecha, la Red Compartida debe cumplir anualmente con diferentes niveles de cobertura hasta llegar a la ofrecida por Altán Redes en noviembre pasado, al presentar su oferta económica y de cobertura, que es del 92.2 por ciento; es decir, más de 110 millones de mexicanos, muchos de ellos quienes habitan en poblaciones que actualmente no cuentan con el servicio.

La cifra oficial de inversión durante la vida del proyecto de la Red Compartida es de siete mil millones de dólares, destacó el secretario de Comunicaciones y Transportes.

Por su parte, el presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), Gabriel Contreras Saldívar, destacó que la entrega del título de concesión de la Red Compartida es, sin lugar a dudas, importante para el desarrollo de las telecomunicaciones y del país. “México es de los pocos países que han logrado la liberación absoluta de esta banda (de 700 Megahertz) con propiedades probadas para llevar telecomunicaciones a los últimos rincones donde se opera, y además, con las más altas calidades”.

Explicó que los títulos de concesión otorgados a PROMTEL y a Altán Redes -de espectro radioeléctrico a la primera y el de red compartida mayorista a la segunda- dan sustentabilidad, viabilidad e incorporan la carga regulatoria que ordena el marco jurídico del país, para cumplir con un proyecto constitucional en beneficio de la población mexicana.

En su oportunidad, el presidente de Altán Redes, Eugenio Galdón Brugarolas, destacó la calidad profesional y humana de la subsecretaría Mónica Aspe, y que el concurso de la Red Compartida lo ganaron en buena ley, porque la Red Compartida es un proyecto que va a ayudar a transformar a México.

“En tiempos de muros, la Red Compartida será un anchisimo puente hacia una sociedad mejor comunicada, más productiva, abierta, innovadora y justa”, pues nace en favor de todos los mexicanos, de sus empresas e instituciones, de las escuelas y en favor de la seguridad nacional y la salud.

Dijo que se trata de un proyecto a 20 años y quizá a favor de otros 20 años más; se trata de una apuesta rotunda del capital internacional y mexicano en la capacidad y en las instituciones de México. “Las primeras estaciones y las primeras torres las van a ver ustedes antes de la primavera; a partir de ahora tenemos un programa hasta el 31 de marzo del año que viene que va a exigir que ejecutemos entre siete y ocho torres al día, sábados, domingos y fiestas incluidos. Red Compartida va a ser un éxito comercial”.

A su vez, el director general de PROMTEL, Fernando Borjón Figueroa, dijo que en la actual administración la SCT ha trabajado para hacer del proyecto de la Red Compartida una realidad, en conjunción con el IFT y la Secretaría de Hacienda, y con el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto.

En ese lapso, dijo, se actuó con total y absoluta transparencia para lograr condiciones de equidad y legalidad. Todos los eventos fueron públicos, con la intervención de Transparencia Mexicana, del Órgano Interno de Control, notarios y la presencia de los medios de comunicación, así como usuarios en los eventos públicos que se difundieron a través de streaming.