Más de 600 migrantes saltan valla en enclave español

OAXACA0

(La Jornada).-Madrid/Ceuta. Más de 600 migrantes indocumentados lograron ingresar hoy en territorio europeo tras el asalto más violento y masivo de los últimos meses al vallado fronterizo de Ceuta, el enclave español situado en el norte de África.

Datos de la Guardia Civil señalan que más de 800 migrantes asaltaron la valla y 602 lograron cruzarla. El incidente marca una nueva escalada de la presión migratoria que vive el sur de España.

El grupo atacó a los agentes fronterizos con espray a modo de lanzallamas, recipientes con excrementos, palos y cal viva, actuando con una “violencia inusitada sin precedentes”, según fuentes policiales. Según el relato, los migrantes accedieron a territorio español cortando la valla fronteriza con radiales eléctricas y cizallas. Una vez en territorio nacional lanzaron piedras a los agentes y a los vehículos oficiales provocando a tres de ellos la rotura de cristales.

Varios agentes sufrieron “golpes, heridas y quemaduras”, indicaron las mismas fuentes. La Cruz Roja atendió a 132 migrantes heridos, incluyendo 11 trasladados a un hospital con heridas y fracturas, y a 22 guardias civiles, de los que cuatro fueron internados. Varios de los indocumentados atendidos presentaban fracturas, luxaciones y cortes, estos últimos probablemente provocados por las cuchillas repartidas por la valla.

Otro importante grupo de migrantes que también intentó cruzar la valla fue contenido por las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes. Los que lograron ingresar en suelo español se trasladaron al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que ya se encontraba desbordado antes de la nueva entrada masiva.

España cuenta con dos enclaves en el norte de África: Ceuta y Melilla, situada unos 250 kilómetros al este. Ambos están protegidos por vallas de hasta seis metros de alto y diversos mecanismos de seguridad.

Miles de migrantes que huyen de la pobreza en los países al sur del Sahara intentan cruzar regularmente la valla para ingresar en España y de ese modo en la Unión Europea (UE), pero desde hacía tiempo no se registraba un asalto tan violento y numeroso como el de hoy.

Ceuta y Melilla son dos de los focos en la presión fronteriza que afronta España junto con la llegada de migrantes que se lanzan al mar Mediterráneo en embarcaciones precarias para intentar alcanzar las costas del sur del país.

Según cifras difundidas la semana pasada por lla Organización Internacional para las Migraciones (OIM), España superó este año a Italia como rincipal destino de los refugiados en Europa.

En lo que va de año llegaron a España más de 18 mil hombres, mujeres y niños a través de la ruta del Mediterráneo occidental. Salvamento Marítimo rescató a más de 1,100 en la costa sur del país solo este fin de semana. Además, casi 300 mil intentaron entrar este año en Ceuta y Melilla.