Más de un millón de personas sin agua en Tuxtla Gutiérrez

OAXACA0
fot tuxtla• Sólo se argumenta temporada de estiaje y carencia de agua de la presa “Chicoasén”.
• Las autoridades municipales y menos del SMAPA, no dan la cara y hacen avisos directos a usuarios.
MIGUEL ANGEL CARRILLO BARRIOS/ALP y APM/MÉX. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Aunque no existe un comunicado oficial del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SMPA) en Tuxtla Gutiérrez y tampoco del Ayuntamiento, sobre el tiempo que más de un millón de personas se quedarán sin el servicio de agua potable, entre los habitantes capitalinos ya cunde el pánico. 
Los distribuidores particulares de agua en pipas, se frotan las manos; ya calcularon sus precios que oscilan entre 450 pesos la pequeña y hasta en mil pesos las de cinco mil litros, cantidad que no podrán pagar un 75% de la población afectada y el problema que de por sí es un lastre social desde hace ya varios años, se generó, según los encargados del SMPA, por la temporada de estiaje y además argumentan que el sedimento de la presa “Chicoasén”, no les permite bombear agua a los centros de acopio.
Fernando Castellanos, alcalde capitalino, debería declarar “estado de emergencia” al suspender el SMAPA, el servicio de agua entubada en toda la capital para que la población sea auxiliada en ese servicio y no sea víctima de los voraces comerciantes de agua que extraen el producto de lugares de dudosa procedencia y provocar una pandemia entre la población capitalina, principalmente en todos aquellos que carecen de recursos para poder adquirir el preciado líquido o porque carecen de cisternas o tinacos de mayor acopio.
No se ha dicho si los recibos de pago del servicio serán bonificados a la población o de plano los capitalinos tendremos que pagar doble y hasta triple; tampoco se ha anunciado si el Ayuntamiento Tuxtleco apoyará a las más de 900 colonias afectadas con las pocas pipas con que cuenta el SMAPA o si en su caso habrá un apoyo emergente para abatir la situación, pero el caso es que la carencia de agua en muchas colonias, ya tiene más de dos meses y en otras menos y sumado al tiempo que viene la carestía general, el conflicto será grave.
A nombre del SMAPA se han pedido miles de millones de pesos que jamás se han invertido, pues la tubería de suministro en un 100 de la ciudad y 70% de colonias nuevas, data desde hace un aproximado de 30 y hasta 40 años y están arruinados lo que provoca que un 50% del agua que se bombea del gran Río Grijalva, que abastece cuatro centrales hidroeléctricas,  y de ese 50%, un 15% son tomas clandestinas y toleradas por autoridades y hasta de los mismos trabajadores del SMAPA.
La acción anterior, ha provocado que aunado a una pesada nómina del SMAPA, donde hay personas que ya sólo hacen acto de presencia sin que tengan asignada la mínima actividad y otros que deplano ya ni llegan y otros factores, hacen que en Tuxtla Gutiérrez, tengamos que pagar el agua más cara del mundo, pues los recibos mensuales oscilan entre 400 y hasta mil pesos. 
Además, quizá sea solamente en Tuxtla Gutiérrez, donde por no pagar el agua un mes, te sancionan económicamente y va incluido en el mismo recibo, todos los que están contemplados por cuota fija solo tienen derecho a usar dos metros cúbicos mensuales, o sea 2 mil litros, si la cantidad rebasa su precio se incrementa desbordadamente, pero lo curioso es que en muchos hogares vacíos donde no se consume una sola gota, corren el riesgo de ser sancionados con pago doble y hasta triple por no usar una sola gota y el argumento del SMAPA es que “está tomando clandestinamente el agua”, sin que esta sanción sea eludida, al menos que sea influyente.
Fernando Castellanos Cal y Mayor, que quizá no sea el directo responsable que esa paramunicipal esté laborando con número rojos, ha cerrado los ojos al conflicto, pero durante el tiempo que el alcalde fungió como presidente del Congreso chiapaneco, vertió muchas declaraciones en el sentido que la solución del problema del suministro de agua potable y alcantarillado, actualmente en manos de Serafín Gutiérrez y Rodríguez, era privatizándolo lo que enfureció a la población.
En la actualidad, se comenta en las redes sociales que una parte del SMAPA ya está privatizada pero falta que se haga en todo y de esa forma despojarse de la prestación de ese servicio para concesionarlo a empresarios extranjeros, algunos nacionales y locales y que provocando una crisis como la que se inició el día de ayer 24 de febrero, el alcalde capitalino y las autoridades estatales hagan la declaratoria de quiebra total y concesionarla a particulares.
Una acción de esas y precisamente en estos tiempos pre electorales, podría ser la bandera de candidatos de cualquier partido o quizá para allá vayan. Pero mientras eso ocurra la población capitalina tanto estable como flotante, sufrirá las consecuencias y quizá hasta el riesgo de una epidemia dérmica o epidérmica y otras al no contar con el agua necesaria para satisfacer las necesidades de limpieza personal y doméstica.