Molino de viento

OAXACA0

Por: Juan Severo de la Pluma

En Miahuatlán se agitan las aguas; encontronazo entre Tomás Martínez y el edil Genaro Hernández. ………

El eterno dirigente del FPR en Miahuatlán, Tomás Martínez Pinacho sigue cuestionando al gobierno municipal que encabeza el politólogo Genaro Hernández.

Tomás Martinez, con el membrete del Frente Popular Revolucionario (FPR), ha gestionado diversos apoyos al gobierno federal y estatal, pero estos nunca se han reflejado en beneficio de las colonias, barrios, agencias municipales y en la propia cabecera municipal.

Sin embargo, los más de 30 años de “Lucha” que ha encabezado Tomas Martínez, seguramente ha sido en otro planeta, porque Miahuatlán sigue padeciendo los mismos atrasos sociales.

Mientras tanto, Martínez Pinacho, que nadie sabe en que trabaja, se ha servido con la cuchara grande para cuestionar la gestión de Genaro Hernández, quien ha recibido más de 100 millones de pesos por año de los gobiernos federal y estatal, pero como también ha sido un excelente mago, este techo financiero nadie sabe en donde se ha aplicado, porque las comunidades siguen en el olvido.

Bajo este contexto, nadie más ha alzado la voz, más que Tomás Martínez, pero solo que cuando le alumbran los ojos se nubla la vista y guarda sepulcral silencio.

En el caso del presidente Genaro, pues como lo comenta la voz populi de Miahuatlán, no ha explicado que ha hecho en estos dos años de su gobierno con la lana del municipio, porque se habla de más de 100 millones de pesos. Y tiene razón Tomas Martínez cuando lo cuestiona, porque en la cabecera municipal, las agencias municipales y rancherías, siguen esperando la ayuda oficial.

Y lo más grave del asunto, en las redes sociales empiezan a circular la versión que los asesores de Genaro ya se compraron camionetas que cuestan más de un millón pesos; tienen caballos árabes de pura sangre que también tienen un valor de más de 500 mil pesos, aunque esto podría ser puro chisme, pero si dicen que cuando el río suena, es porque algo lleva.

De esta manera esta la grilla en Miahuatlán, en donde políticos y psudorigentes sociales se reparten el pastel, y mientras tanto el pueblo sigue hundido en la más profunda pobreza.