Primordial que los migrantes oaxaqueños que regresen, encuentren respaldo: Alejandro López y Aniceto Matínez

OAXACA0

mnemne2Oaxaca, Oax. 4 de marzo.- Alejandro López y Aniceto Martínez, líderes del Movimiento Nacional por la Esperanza en la Zona Mixteca del estado de Oaxaca, demandaron del gobierno federal programas y acciones concretas para impulsar el desarrollo e incrementar el cultivo de maíz, frijol trigo, calabaza y aguacate, principales productos para destinarlos a la exportación.

 

Al día de hoy los programas federales y estatales tienen un diseño muy limitado, ya que el costo del dinero en los créditos que se otorgan son bastante altos y colocan al pequeño productor en riesgo de perder su patrimonio y, lamentablemente, una vez que se logra la cosecha, el productor por su cuenta tiene que buscar dónde colocar sus productos, lo que se convierte en una verdadera tragedia ya que terminan siendo víctimas de los coyotes y acaparadores, señalaron.

 

“Lo que no se da cuenta el Ejecutivo Federal o no quiere ver, es que el campo necesita un diseño integral que lo acompañe desde el cultivo hasta la venta del producto ya sea colocándolo en el mercado interno o exportarlo. Tenemos nosotros que andar buscando cómo colocar el producto y para colmo nos encontramos con impedimentos políticos, expresó Alejandro López.

 

Destacó que hace unas semanas estuvieron en la Cámara de Diputados con el Embajador de Taiwán en México para acercar nuestros productos al mercado internacional, pero lamentablemente, México no ha suscrito algún acuerdo para poder exportar nuestros productos.

 

Aniceto Martínez expresó: “Lo que se requiere son apoyos concretos para que nuestros cultivos no sean sólo para nuestro consumo, sino que nuestra cosecha aspire a la exportación y ganemos en dólares para nuestra familias, pero no como inmigrantes, sino como empresarios, por lo que es urgente que el Ejecutivo Federal le devuelva la dignidad al campo y que nuestro territorio sirva para la cosecha, para consumo interno y exportación. Sólo así vamos a lograr detener la emigración hacia Estados Unidos y el campo sea explotado por el campesino pero con visión de empresario”.

 

Ambos dirigentes del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE) en la región de la mixteca, al referirse a la situación que enfrentan los migrantes oaxaqueños en Estados Unidos, señalaron que éstos, son un ejemplo de organización y activismo transfronterizo por lo que es necesario que al regresar a su país, encuentren el respaldo no sólo de las autoridades, sino toda la solidaridad social.

 

Lamentaron que el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, esté haciendo poco para apoyar realmente a los migrantes de su Estado que han sido echados de la unión americana y afirmaron, que en el mismo tono del gobierno federal, Murat habla de ofrecerles empleos, espacios de educación para sus hijos, pero “todo se reduce a pura propaganda barata”.

 

En tal sentido llamaron a los gobiernos federal y estatal a impulsar un programa real en favor de quienes sean repatriados y encuentren en su país trabajo y las condiciones que les permita seguir contando con mejores circunstancias de vida en su lugar de origen.

 

Comentaron que una de las comunidades más reconocidas en Estados Unidos por la calidad de su trabajo y dedicación es la Oaxaqueña que tiene una enorme experiencia, por lo que dijo que sería un grave error no aprovechar esa amplia capacidad para que en su Estado la desarrollen, por lo que planteó que es necesario crear las condiciones desde los sector gubernamental, privado y social para ofrecerles oportunidades.

 

Recordaron que el MNE en todo el país está impulsando programas Por el Buen Vivir, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las comunidades, pero en este caso en favor de las y los migrantes a través de apoyo, atención y financiamiento para que el campo se active y dejemos de pensar como migrantes e iniciar competencia en materia de exportación.

De igual manera, dijeron que hay grandes oportunidades para quienes regresen a la mixteca puedan producir diversos productos desde aquellos que da el campo hasta los manufacturados de reconocido valor cuya producción podría ser exportable.