Reportan muertos por derrumbe de presa en Laos

OAXACA0

Bangkok.(La Jornada).- El derrumbe el lunes de una represa hidroeléctrica en construcción en Laos, que sumergió al menos seis aldeas de este pequeño país pobre del sudeste asiático, dejó varios muertos y cientos de desaparecidos, anunciaron este martes las autoridades.

Hay “varios muertos y cientos de desaparecidos”, anunció la agencia oficial de Laos.

La represa está situada en el afluente del Mekong en la provincia de Attapeu (suroeste), cerca de la frontera con Vietnam. Se derrumbó la noche del lunes, liberando 5 mil millones de metros cúbicos de agua, el equivalente a más de dos millones de piscinas olímpicas.

Unas 6 mil 600 personas estaban damnificadas el martes en la noche y las autoridades intentaban evacuarlas de la zona del siniestro.

El papa Francisco expresó su “solidaridad a todos los afectados por este desastre” y dijo que rezaba “especialmente por el descanso de los difuntos, la curación de los heridos y el consuelo de todos los que lloran la pérdida de sus seres queridos y que temen por la vida de los que aún están dispersos”, dijo en un mensaje.

Desde Tailandia, país vecino, enviaron un refuerzo de socorristas, pero la zona afectada está rodeada de una selva muy densa, lo que podría complicar las operaciones.

“El proyecto hidroeléctrico Xe-Pian Xe-Namnoy se derrumbó”, confirmó la empresa Xe Pian-Xe Namnoy Power Company (PNPC), encargada de la construcción de la represa. “El accidente fue causado por las continuas lluvias que hicieron que se acumularan grandes cantidades de agua”, agregó.

Decenas de viviendas en la zona inundada quedaron totalmente sumergidas, mostraron imágenes aéreas filmadas por equipos de rescate.

Otras imágenes difundidas por la agencia oficial de Laos muestran a decenas de personas, entre ellos niños, amontonados en barcazas.

Un total de 53 trabajadores surcoreanos que se encontraban en el lugar pudieron ser evacuados, informó Seúl.

Casi 24 horas después del derrumbe de la represa, las autoridades continuaban evaluando la magnitud de la catástrofe.

“Todavía no tenemos informaciones oficiales sobre las pérdidas o sobre el número de víctimas”, declaró un responsable de la provincia de Attapeu que pidió el anonimato.

El primer ministro, Thonglun Sisulith, se dirigió al lugar para supervisar las operaciones, según informó la agencia de prensa de Laos KPL.

El gobierno de Camboya dijo que estaba preparado para evacuar a los habitantes de la provincia de Stung Trend, fronteriza con Laos, a unos 70 kilómetros de la zona del derrumbe.