Comunicado de Huajuapan de León

OAXACA0

huajyapanMuy estimado Lic. Luis de Guadalupe Martínez Ramírez

Presidente municipal constitucional de Huajuapan de León

Muy respetados munícipes, integrantes del ayuntamiento

Ciudadano Eviel Pérez Magaña senador de la república


 

Señoras y señores

Agradezco el alto honor que se me concede, para dirigirme a ustedes en ocasión del ducentésimo tercer aniversario del rompimiento del sitio de Huaxuapa, en esta la heroica ciudad de Huajuapan de León, jolla de la mixteca baja.

Como muchas personas y familias, tuve la bendición de venir a estas tierras y de pasar aquí felizmente los primeros años de mi infancia. El trabajo de mis padres, dedicados al comercio de abarrotes, se encontró con la vocación ancestral de Huajuapan como cruce de caminos para la actividad comercial y la relación social y política entre los pueblos de la mixteca baja. Esa vivencia venturosa me permite expresar hoy mi reconocimiento a la hospitalidad de esta tierra y la gratitud de por vida que mi familia y yo tenemos con sus habitantes de ayer y de hoy.

La gesta que hoy celebramos nos invita a evocar lo mejor de nosotros para reconocer y asumir el llamado que la historia nos hace en esta hora crucial de Oaxaca y de México.

La respuesta certera esta necesariamente ligada al origen, a la identidad, a lo que nos es propio por legado de nuestros padres, a sus sueños, a sus anhelos, a sus luchas. Por ello los invito a ver el pasado con gratitud.

Como morelense, me siento profundamente identificado con la lucha por la libertad y la justicia social. La historia se encargó de unir a dos pueblos heroicos mediante dos hechos de guerra fundamentales para alcanzar la independencia de México. Cuautla y Huajuapan se convirtieron en el escenario donde se plasmaron las virtudes heroicas del generalísimo José María Morelos y Pavón y de los hombres y mujeres que ofrendaron su vida por la libertad durante los sitios que les impusieron el ejército realista y sus vergonzantes aliados. Dos pueblos sureños que vieron desplegarse de manera ejemplar y casi simultánea el valor y el fervor de dos almas providenciales, primicia de la juventud mexicana, sin las cuales no se explica la victoria alcanzada: Narciso Mendoza “el niño artillero” y Remigio Sarabia Rojas “el indio de nuyoó”

A la distancia, parece muy claro identificar que el espíritu libertario y justiciero de los huajuapeños se forjó en la lucha contra el abuso, el maltrato y el despojo que sufrieron los habitantes de estas tierras, en especial los indígenas, a manos de casiques, alcaldes mayores y señoríos. También, que la defensa de la tierra y de los legítimos derechos al comercio, a los beneficios sociales y a los bienes culturales se ganó a pulso y así de ha defendido a lo largo de la historia cuando se ha visto amenazado.

La memoria del coronel Valerio Trujano, héroe de Huajuapan en la guerra de independencia, y de quienes con el resistieron cada uno de los ciento once días del sitio, bajo el amparo del cristo negro, señor de los corazones, es un motivo suficiente para inspirar y nutrir nuestra vida con la sabia de su sacrificio y con las enseñanzas derivadas de la estrategia de resistencia material y espiritual que hoy consigna la historia. Ahí está la razón de ser para procurar el arraigo a nuestra tierra, la laboriosidad y la lucha contra los vicios personales y sociales que nos degradan como personas y que lastiman a nuestras comunidades.

Hoy nuevos sitios amenazan a nuestro pueblo, por ello los invito a ver el presente con responsabilidad

De muchas formas se ha dicho que nuestro país atraviesa por una profunda crisis social, económica y política, algunas de sus aristas más agudas saltan a la vista con mucho, los hechos más notorios y que más lastiman están asociados a la corrupción y la impunidad, como nuevas formas de abuso y despojo, especialmente dañina cuando invade los espacios públicos y cuando alcanza a quienes tienen autoridad, pues el daño se hace exponencial, casi generalizado. Ante esto debemos levantar la bandera de la transparencia y de la rendición de cuentas y hacer de la exigencia y de la denuncia social, a través del nuevo sistema anticorrupción, un acicate que rompa este sitio perverso.

No menor es el cerco de la violencia y la inseguridad, expresado en la criminalidad común y organizada que lesiona vidas y patrimonios; también aquella violencia que se hace método de lucha y que busca imponer formas de pensamiento y la defensa de intereses ilegítimos pasando por encima de los derechos de terceros, aun los más elementales como el libre tránsito o la libre asociación y los derechos fundamentales como la educación de calidad o la libertad de enseñanza.

Doloroso es el sitio de la pobreza y la marginación, particularmente en regiones enteras como la mixteca en el sur sureste mexicano. cuando advertimos que el deterioro económico es más duro en quien menos tiene, cuando se reduce el ingreso y el gasto de las familias como lo constatan recientes estudios nacionales evidenciando la desigualdad; cuando aumenta la pobreza en los últimos dos años, agravando la situación de más de dos millones de personas en el país y un incremento al 62% de la población oaxaqueña que vive en pobreza y al 23% que vive en pobreza extrema, como lo ha dado a conocer hoy el coneval, la agencia que mide el desarrollo social en México. Son cifras que no se pueden desconocer a pesar de que se quieran ocultar desde Sedesol con una encuesta alterna.

Cuando el derecho primario de los niños a tener una educación de calidad, se secuestra por quienes deberían ser sus primeros defensores, generando la máxima pobreza que es el atraso y la ignorancia.

Amenaza latente es la migración forzada, que separa a familias enteras y vacía a pueblos y comunidades en busca de mejores oportunidades sin ninguna seguridad de que la aventura prospere y que la partida rinda frutos. En la lejanía, se hace presente como hace cien años, la tristeza y la nostalgia que en vida sintió José López Alaves al partir y al extrañar, como verdi en nabucco… “el dulce aire de la tierra natal”, y que hoy unidos a miles de huajuapeños y oaxaqueños cantan con fervor: “inmensa nostalgia invade mi pensamiento” donde quiera que se encuentren.

Y con todo, los invito a ver el futuro con esperanza

Porque si muchas son las carencias y amenazas, muchos son los motivos y las oportunidades si hacemos lo que nos toca. Porque como lo sentenció el gran Macedonio Alcalá en dios nunca muere…” sé que la vida empieza en donde se piensa que la realidad termina”

Vayamos pues al futuro actuando como Morelos, que se enfiló sin demora en auxilio de los sitiados, en auxilio de los que menos tienen, de los que menos saben, de los que menos pueden para vencer las brechas de inequidad y miseria que hoy dividen y dominan.

Hagámoslo con el mismo valor y determinación con la que nuestros héroes lucharon aquella tarde del 23 de julio de 1812, ataquemos a los sitios que hoy nos aquejan por los cuatro flancos:

Con Vicente Guerrero por el sur con nuestra activa participación cívica y ciudadana a favor del bien común.

Con los hermanos galeana por el norte, garantizando educación de calidad, base del verdadero desarrollo, para nuestros niños y jóvenes.

Con los hermanos bravo por el poniente, en contra de la corrupción y a favor de la legalidad, el estado de derecho, la transparencia y la rendición de cuentas.

Con Valerio Trujano por el oriente, con inversiones públicas y privadas productivas y sociamente responsables que generen empleo y alivien la pobreza y la injusticia social.

Finalmente…rompamos con Morelos el sitio de la desesperanza y frustración nacional que nos aqueja. Seamos motores de la reorganización de la vida social y política de la población; hagamos de la buena política, con la participación de la sociedad y de las autoridades, el medio para tomar las mejores decisiones, aquellas que, orientadas al bien común, sean las que sirvan para hacer de Huajuapan, de Oaxaca y de México, un mejor lugar para vivir…más justo, más humano y más solidario.

Que vivan los héroes que nos dieron patria y libertad.