Convoca edil Oswaldo García al cuidado del arbolado urbano de la ciudad de Oaxaca

OAXACA0

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 4 de noviembre de 2020.- Refrendando el compromiso de trabajar en unidad con la sociedad civil para generar políticas para el cuidado del legado natural de las y los oaxaqueños, el Presidente Municipal Oswaldo García Jarquín encabezó un acto simbólico para dar a conocer a la ciudadanía la plantación de un Higo del Valle en el Zócalo de la ciudad, que sustituye al Laurel de la India colapsado el pasado 15 de septiembre, a consecuencias de las lluvias; el acto fue acompañado de concejales y de representantes de la Fundación Alfredo Harp Helú de Oaxaca (FAHHO) y de la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca (SEMAEDESO).

El nuevo inquilino del corazón de la ciudad pertenece a una especie representativa y con amplia presencia en los ecosistemas de los Valles Centrales; está ubicado en la jardinera número 16 del Zócalo de la ciudad y fue plantado el pasado 24 de septiembre por biólogos y expertos de la FAHHO, institución que decidió participar en la sustitución del árbol caído.

García Jarquín agradeció a la FAHHO, de manera especial al filántropo Alfredo Harp Helú y la doctora María Isabel Grañén Porrúa, por el apoyo decidido en la donación del Higo del Valle proveniente de la comunidad de San Pedro Apóstol.

“Con estas acciones estamos colaborando en la conservación del histórico paisaje urbano de nuestra ciudad y por supuesto en el cuidado del medio ambiente; con esta siembra, Oaxaca de Juárez, ciudad Patrimonio de la Humanidad, se consolida cada vez más como un núcleo urbano con la voluntad de trabajar en unidad con la sociedad civil para generar políticas de cuidado y conservación de nuestro legado. Estamos convencidos que la trascendencia de un pueblo siempre se dará a través de la conservación y cuidado de su entorno”, enfatizó.

El Presidente Municipal de la capital oaxaqueña destacó que el mundo se encuentra viviendo una nueva realidad, en la que sus habitantes deben asumir acciones ante los embates epidemiológicos y climáticos, los cuales son cada vez más alarmantes, por ello puntualizó que, hoy más que nunca, es fundamental desarrollar y fomentar estrategias para minimizar la crisis ecológica que pone en riesgo la vida y la estabilidad del planeta.

“Plantar o mantener el arbolado de los núcleos urbanos es una acción llena de simbolismo. Por un lado, es una contribución para lograr un equilibrio ecológico del planeta, y por otro, una sociedad como la nuestra tan apegada a la tierra, encuentra en ella a un cómplice de historias personales y de comunidad en cada uno de los árboles de nuestro zócalo capitalino”.

Acompañado de los miembros del Cabildo Indira Zurita Lara, Jorge Castro Campos, Luz María Soledad Canseco Vásquez, Luis Arturo Avalos Díaz Covarrubias, José Manuel Vázquez Córdoba y Luis Zárate Aragón, el edil de Oaxaca de Juárez hizo un llamado a la ciudadanía para sumarse a los esfuerzos para la conservación del arbolado urbano, así como del cuidado del medio ambiente, respetando la señalética de precaución para cuidar de los árboles y sus alrededores, así como para no generar basura o trasgredir las zonas de las jardineras del Zócalo capitalino.

“Ayúdennos a conservar esta parte tan importante de nuestra ciudad, está en nuestras manos hacer un mejor futuro transmitiendo valores de respeto a la naturaleza dentro de una convivencia solidaria”, ponderó en presencia del subdirector de Normatividad Ecológica y Gestión Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable de Oaxaca, José Ernesto Ruiz López, y del coordinador de Medio Ambiente de la FAHHO, Félix Piñeiro Márquez.

Por su parte, la directora general de la Fundación Alfredo Harp Helú, Araceli Vergara Tapia, enfatizó el compromiso de trabajo conjunto entre la institución que representa y el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez para el cuidado y preservación del medio ambiente, y puntualizó que la protección del ecosistema es un tema crucial para los gobiernos, iniciativa privada y sociedad civil.

“Es muy importante señalar que todas y todos cuidemos de este bello Higo, las autoridades, la Fundación Alfredo Harp Helú y por supuesto la ciudadanía”, precisó al detallar que este ejemplar cuenta con ocho años de vida, mide 15 metros de altura y pesa alrededor de 14 toneladas.