Cruz Azul y Chivas suman amargo empate

OAXACA0

azules3CIUDAD DE MÉXICO. (Excélsior)Ahí viene el Guadalajara, más que para evitar el descenso, como un equipo protagonista: ataca y defiende con una misma idea, casi siempre a velocidades altas. Además, no hace diferencia si sale de casa. Contra Cruz Azul, el Rebaño fue tal como venía siendo, no perdió tiempo y salió a buscar el partido, aunque no le alcanzó.

 

Con el gol de Orbelín Pineda (5′), La Máquina tuvo que volver a atrás. Tardó en encontrar la manera de ponerle freno a Isaac Brizuela y cerrarle los espacios a Orbelín, así que esperó los contragolpes.

Durante 20 minutos, el público en el Estadio Azul, que en su mayoría vistió de rojiblanco, contó con más de siete jugadas de peligro. Ese ida y vuelta de ambos lados, generó el entorno que se vive en los clásicos: mucha algarabía, aplausos desde las gradas y gritos de aliento.

Brizuela tuvo dos, pero sus disparos salieron desviados; aparecieron también Carlos “Gullit” Peña y Omar Bravo, de quienes atajó un par de disparos el portero Guillermo Allison.

Por parte de La Máquina, que empezó lenta y luego mejoró, el paraguayo Jorge Benítez resultó ser de los más buscados. Así como él, Joao y Ariel Rojas dieron respuesta con algunas jugadas, no obstante de ser dominados.

Tras perder un mano a mano con el guardameta José Antonio Rodríguez, Benítez empató el marcador con una individualidad, creándose espacios en medio de los defensas y poniendo su remate cerca del poste contrario (43′).

Para entonces, el equilibrio del Guadalajara se había perdido y ya el balón pasaba más tiempo en control de los locales. Fue un cierre peligroso para los rojiblancos, porque Cruz Azul pudo haberle dado la vuelta a las cosas si Joao, quien quedó solo frente a Rodríguez, hubiera definido mejor.

El complementó pareció ser del Rebaño, como el comienzo. De ahí que los centros, las paredes y los pases filtrados fueran mayoría en el campo de La Máquina.

Si bien el técnico Tomás Boy ingresó a Joffre Guerrón, fueron Joao y Francisco “Maza” Rodríguez (estrelló un remate al poste) quienes estuvieron más cerca de lograr el segundo para su equipo.

En la última del partido, Carlos Salcedo remató de cabeza sin marca en el área y Guillermo Allison, que volvió a ser titular en lugar de Jesús Corona, sacó el esférico por un lado.

Segundo empate de ambos equipos en el Clausura 2016, pero con una despedida entre aplausos. Lo tuvo para ganar Chivas, a pesar de que La Máquina reaccionó.