El Pan de Muerto es una tradición Mexicana

OAXACA0

panCaracterizado  como el rico manjar, elemento  básico  que no podría  faltar en los todos los Altares

Ildefonso PACHECO, REPORTAJE ESPECIAL

VALLE NACIONAL, OAXACA, Este  municipio de la región de la chinantla alta, perteneciente a la región de la cuenca del Papaloapan, es caracterizado por arraigada  tradición pero debido a la economía  familiar se va perdiendo las costumbres ancestrales,  ante el costo de esta celebración para la realización de  altares que es muy costosos, comentan pobladores de este municipio.

 

Historiadores coinciden en que el PAN de muerto se originó de la época de la conquista, y fue inspirado por la rituales  prehispánicos , el gesto por la elaboración de un pan especial para el caso se remonta a la época  de los sacrificios  humanos  y a la llegada de los españoles a la entonces Nueva España  ahora México, en 1519.

En un  poblado de la comunidad de Santa Fe la Mar, en su mayoría  se dedican a la elaboración del pan y en esta temporada  del día de los muertos, conocida como la más   fuerte a los que se dedican a esta noble labor,  obtienen ganancias ante por la elaboración del Pan de Muerto.

El oficio del panadero  artesanal indica que la época  de muerto, es considerada la más fuerte  del año, pues desde antes a la celebración, se comienzan con el tradicional pan de muertos, que no puede faltar en el altar, consideran importante como el mole y el chocolate.

Para don Toño Luis, señalan que la elaboración del Pan se realiza con material de la región  y el  horneado  en horno  tradicional  de leña.

Agregando que la tradición, la elaboración del pan de muerto, ha dado  lugar  a una empresa familiar y el secreto se ha venido  trasmitiendo  a las nuevas generaciones iniciando desde el abuelo hijos y nietos subrayo.

En muchas de las comunidades del municipio existe panaderos, que se dedican a esta noble labor y este tiempo de muerto el pan es enviado a familiares  que radican en la unión americana, por servicio de paquetería  y otros  estados de la república asentó.

En el 2003 la UNESCO declaró el DIA DE MUERTOS como patrimonio de la humanidad que incluye la comida que no puede faltar en la celebración, las ofrendas sin duda la máxima expresión de cariño  por los familiares  muertos, les ponen  a  los altares el mole, camote, calabaza, chocolate, arroz, caña, jícama, naranja flor  de cempasúchil y no podría faltar   en el altar el pan de muerto.