Guillotina Políticia

OAXACA0

Por: Felipe Cruz García

El regreso de Alejandro Avilés

avilesssssavionMARTINEEEEYa es fuerte el rumor  que le van a dar pinochetazo  a Martín Vásqu

ez e

n SEDESOL, y en su lugar va arribar el cuestionado ex secretario general de gobierno, Alejandro Avilés Álvarez.

 

Según se comenta que a Martín Vásquez lo van a destituir porque practicamente ha saqueado la institución que representa… Los recursos federales dicen que estan desaparecidos, al estilo Duarte allá en Veracruz.

Sin embargo,también si van a quitar aun funcionario de cola larga, y llega otro, tampoco es la solución; el PRI se quema más ante la sociedad Oaxaqueña.

En este caso, el gobernador Alejandro Murat debe tener mucha precaución en la designación del nuevo titular de esa dependencia federal.

Hay buenos políticos en Oaxaca,  que aún estan en la banca; el mandatario estatal debe elegir a un oaxaqueño de propia honestridad para dirigirir los destinos de la delegación de Sedesol.

  Como se comenta en la grilla local, el mismo Avilés usa a sus lacayos para que mencionen que él sería el próximo delegado de la Sedesol en Oaxaca.

 Al gobernador Murat ya no le conviene que Avilés siga manchando su administración; Avilés ya tuvo su tiempo con Ulises Ruiz; ya tiene su casa blanca como aseguran los medios locales y nacionales.

Y en el caso de Martínez Vásquez, es otro político que ha estado por  muchos años enchufado en el gobierno; ha sido diputado local y federal; secretario de Salud y entre otros puestos que ha ostentado. Y ahora su ultimo sueño guajiro es ser senador de la República ….su ambición no termina.

Ha sido exageradamente beneficiado, y por lo consiguiente, el pueblo de Oaxaca ya no lo ve con buenos ojos, porque gracias a los puestos que representatado, pues ahora es un político   más pudiente del Estado de Oaxaca, bueno eso es lo que se comenta en la voz populi, no es idea propía del columnista.

Finalemente, los oaxaqueños aún no olvidan los excesos de Alejandro Avilés, que hasta sus achichincles, según con prespuesto del Estado viajaron en diferentes partes del mundo, y mientras tanto  más de 3 millones de oaxaqueños solo viven del salario mínino, casi 80 pesos dirarios, solo para sobrevivir.