La oposición peruana denuncia “intromisión” de López Obrador por haber enviado una delegación a Lima para ayudar a Castillo

OAXACA0

La gira que realizó una comitiva de funcionarios mexicanos a Perú desató una polémica luego de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador fuera acusado de entrometerse en la política interna de otro país para ayudar a su colega Pedro Castillo, quien acaba de evitar un pedido de vacancia, es decir, un juicio político para destituirlo.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Perú, Ernesto Bustamante, envió un oficio con carácter de urgente al canciller Óscar Maúrtua de Romaña para que explique “la veracidad y pertinencia” de las declaraciones de López Obrador, quien en su conferencia mañanera del lunes pasado reveló detalles del viaje oficial que encabezó a Lima el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, y en la que participaron otros miembros del Gabinete.

En ese sentido, el congresista advirtió que las actividades descritas por el mandatario mexicano constituirían “una clara intromisión” en los asuntos internos de Perú.

Por ello, exigió que se diera a conocer “la relación nominativa de los funcionarios mexicanos que arribaron en dicha misión y se sirva detallar la actividades específicas” que realizaron en el país “los citados funcionarios extranjeros y otros”. También consultó si se habían tomado las “acciones sancionadoras y correctivas” correspondientes.

Respaldo de México

El lunes, López Obrador explicó que su secretario de Hacienda había viajado a Perú para apoyar al Gobierno de Castillo porque “está atravesando por una situación difícil”.

Se refirió así al pedido de vacancia que Castillo enfrentó la semana pasada en el Congreso y que finalmente fue rechazada, aunque el presidente sigue enfrentando la presión destituyente por parte de la oposición.

“Durante el periodo neoliberal los dueños del mundo (porque esto no es espontáneo, no es casual) fueron creando sistemas de gobierno para que no pudiera llegar un líder popular a gobernar y que si llegaba un líder popular lo pudieran rodear y tenerlo atado”, señaló López Obrador al analizar la situación política peruana.

El presidente mexicano condenó este tipo de situaciones generadas por el conservadurismo y respaldadas por personajes como el escritor peruano y Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, quien durante la campaña prefirió apoyar a la ultraderechista Keiko Fujimori.

“Es una cosa irracional. Entonces nos pidió apoyo el presidente [Castillo], porque hay toda una campaña en contra mediática, además aparejada de la inflación, que está afectando a nivel mundial, pero que allá plantean de que es solo del Perú y que es por incapacidad”, explicó.

Por eso, dijo, “fuimos, siendo muy respetuosos, a apoyar, sobre todo lo que se puede hacer para ayudar a la gente humilde, a la gente pobre, en tiempos difíciles, y fue el secretario de Hacienda, la subsecretaria de Bienestar y la encargada de proyectos de apoyo a países extranjeros de la Secretaría de Relaciones Exteriores”.

López Obrador también reveló conversaciones que mantuvo con Castillo, a quien definió como un presidente surgido de un movimiento popular, nacido en la zona serrana y en comunidades pobres.

El presidente peruano le contó, por ejemplo, que cuando ganó querían obligarlo a quitarse el sombrero de paja que es tradicional de Chota, su pueblo natal, ya que le advirtieron que no podía usarlo en el Palacio de Gobierno ni en la Cámara de Diputados, a lo que se negó, lo que le ha valido que los “pitucos” (clase alta) se tapen la nariz cuando pasa.

“Le digo: de eso no te preocupes, tú eres un dirigente surgido del pueblo, con mucho orgullo y a lo mejor te va a servir el que yo te cuente que el mejor presidente de México era un indígena zapoteco, Benito Juárez, y las ‘pitucas’ de su tiempo cuando iban al baño decían: ‘Voy al Juárez’. Todo eso lo padeció el mejor presidente que ha habido en la historia de nuestro país”, explicó López Obrador como muestra del pensamiento reaccionario y conservador, el clasismo y el racismo que persiste en ambos países.

“Afortunadamente los pueblos están levantándose, los de abajo. Arriba los de abajo, que no significa abajo los de arriba, significa abajo los privilegios, abajo el sentirse superior, el tener ínfulas de superioridad y entender que hay nuevas realidades”, señaló.

La explicación

Después del reclamo de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de Perú, la Secretaría de Hacienda de México explico en un comunicado que la gira de Ramírez de la O se enfocó en plantear a Castillo diversas propuestas de carácter económico en apoyo a la economía de ese país sudamericano y que al mismo tiempo representen un beneficio para México.

“De este modo, se analizaron opciones que permitan fortalecer el intercambio comercial entre ambos países y otorgar líneas de crédito de la banca de desarrollo con el propósito de fomentar las exportaciones”, afirmó.

Las reuniones que se realizaron con el presidente de Perú y su gabinete, agregó, incluyeron un intercambio de experiencias sobre la implementación de programas sociales en apoyo a diversos sectores de la población, varios de los cuales ya existen en ese país sudamericano, como el de apoyo a adultos mayores.

“Con el propósito de definir el desarrollo y la pronta ejecución de las acciones planteadas, ambas partes acordaron mantener las consultas mutuas en forma permanente”, aseguró para dar por terminada la polémica.

Retomado:  https://actualidad.rt.com/actualidad/413777-oposicion-peruana-intromision-mexico-delegacion-lopez-obrador