Magisterio protesta de nueva cuenta en el IEEPO

Uncategorised0

precePor: José Fuentes
Oaxaca, Oax., 08 de junio de 2016.- Profesores de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) realizaron bloqueos a la sede del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) y sus sedes alternas y regionales y se apoderaron de la carretera panamericana.
Los inconformes se mantienen apostados en los accesos de las oficinas públicas estatales con el objeto de paralizar la actividad administrativa a fin de evitar que se notifique por la vía legal a los maestros que han sido despedidos y se continúen aplicando descuentos.
Para cerrar la vialidad frente al IEEPO donde está la carretera panamericana Oaxaca-Tehuantepec los docentes retuvieron unidades del transporte público y camiones de carga pesada para evitar el paso de vehículos.
Los inconformes, exigen además la reanudación de la mesa de dialogo con el gobierno estatal y federal, el pago para 5 mil trabajadores homologados, la libertad de presos políticos y anulación de decreto de transformación del nuevo IEEPO.
En tanto en la zona costera, padres de familia aliados con la sección 22 realizaron el boqueo de la carretera costera.
PROTESTAS DE COMERCIANTES CONTRA PLANTON DE LA CNTE
En tanto dueños de cafés, restaurantes y comerciantes diversos de la zona del Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca protestas frente a la Secretaria de Turismo y Desarrollo Económico para exigir un plan de rescate y ayuda ante las pérdidas económicas que causa el plantón que mantienen los docentes de la CNTE en la zona del Zócalo.
Esther Merino Badiola, representante de la Unión de Comerciantes Establecidos de la Ciudad indicó que están desesperados, por la situación, más cuando todo parece que se quiere alargar el conflicto.
Menciono que en repetidas ocasiones los docentes han encarado a los líderes de la sección 22 para obligarlos a replegarse, “pero estos solo han respondido con amenazas”.
Lamentaron que ya muchos de los establecimientos comerciales de la zona del Centro Histórico están operando con números rojos, con riesgo de cerrar sus puertas si las condiciones se agravan.