“No permitiré que migrantes nos infesten”: Trump

OAXACA0

(LaJornada).-Nueva York. La condena ahora universal dentro y fuera de Estados Unidos a la política de separación de niños y su detención en jaulas por el régimen de Donald Trump está generando una crisis política sin precedente para la Casa Blanca.

Los gritos de niños pidiendo por sus padres, las imágenes de ellos en jaulas en centros de detención, los innumerables testimonios de niños arrancados de los brazos de sus madres que se han difundido durante las recientes semanas han obligado a casi todos, incluyendo a aliados conservadores del presidente, a tener que denunciar esta política como cruel e inhumana

Lee aquí la nota completa…