No polemizaré con Calderón: Anaya

OAXACA0

Ciudad de México. (La Jornada).-La sombra de Felipe Calderón Hinojosa, y las diferencias que con él tuvo al interior del PAN, continúan pesando a Ricardo Anaya Cortés, candidato del PAN-PRD-MC a la Presidencia de la República.

Esta mañana Anaya replicó, con desgano a la imputación del ex presidente, quien lo acusó de abuso de poder mientras estuvo al frente del PAN. El queretano reviró con un ¡no!, a la pregunta si estaría dispuesto a incluir a Calderón Hinojosa en su proyecto.

El lunes el michoacano Calderón escribió un tuit contra el queretano Anaya. El ex presidente le recriminó con dureza: “Por eso abusaste de tu poder para cancelar la democracia interna del PAN y violentar los derechos políticos de una mujer ( Margarita Zavala) que era la candidata más viable en el PAN y en el país. Preguntale también a tu mamá si eso estuvo bien”.

Y es que el candidato de la coalición Por México al Frente había subido a esa red un tuit en reconocimiento de su mamá: “A mí no me cuentan que una mujer es la primera en levantarse y la última en irse a dormir, yo lo vi siempre con mi mamá”.

En ese escenario, acudió, hoy por la mañana Ricardo Anaya Cortés a la denominada Tercera Cumbre Ciudadana. Después de prometer que él sí respaldará, y fomentará, la participación de todas las ONG’s, “En todas las políticas públicas”, aceptó responder a los reporteros que cubren sus actividades.

Al abandonar el Palacio de Minería, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, cuyas inmediaciones fueron cerradas al tráfico vehicular y al paso de los transeúntes, Ricardo Anaya acompañó a su esposa a una camioneta Suburban.

Los reporteros que se encontraban a unos 20 metros de distancia le gritaron con fuerza para recordarle que ahí se encontraban.

Acompañado de Dante Delgado, dirigente de Movimiento Ciudadano y de Emilio Álvarez Icaza – que negoció con Anaya posiciones en el poder legislativo a cambio del respaldo de los integrantes de diversas ONG’s- llegaron hasta el círculo donde encontraban los informadores.

El candidato presencial se incorporó en medio de los reporteros, mientras obsequioso, Emilio Álvarez Icaza pretendía congraciarse con su actual socio en política, “fue a dejar a su esposa a la camioneta, no sean…” y no terminó la frase, mientras los periodistas lo ignoraron.

Entonces, que el tema era Felipe Calderón, iniciaron las preguntas para Anaya:

– ¿Qué opinión le merece el tuit de Calderón?

– Yo respeto mucho a Margarita Zavala y no voy a polemizar con el ex presidente.

– Pero es su esposo – se le insistió.

– No voy a polemizar con él. Nada, no voy a polemizar con él.

– ¿Se cae la posibilidad de un acercamiento con ella (Margarita Zavala)?

– No. Tenemos comunicación, mucha gente de ella se está sumando a nuestro proyecto, en distintas partes del país. La comunicación es buena y con él no voy a polemizar

Ricardo Anaya trató de mitigar el efecto de las preguntas. Respondía lacónico y en ocasiones omiso:

– ¿No vale la pena responderle a Felipe Calderón después de lo que dijo de usted?

– No voy a frasear en esos términos. Lo dejo como lo dije: Respeto mucho a Margarita y no voy a polemizar con el ex presidente.

– ¿Por qué no se ha reunido con Margarita?

-Tenemos comunicación y mucha de la gente que la apoyaba se está sumando de manera decidida a nuestro proyecto.

– ¿Cómo quién?

– Muchos. Está sucediendo en los estados… Se está dando la integración de los equipos en Baja California, en Morelos, en Yucatán. El partido podrá hacer un recuento, pero son muchísimos los casos.

– ¿Sí llamará al ex presidente Felipe Calderón a su proyecto?

– ¡No! Me quedo hasta donde les dije. ¿Algún otro tema, o este es el único?

Al concluir la entrevista, un reportero de televisión, le preguntó: hay un artículo de Roger Bartra donde dice que AMLO significa un enorme salto al pasado.

El queretano Anaya replicó en el mismo sentido y en el mismo tono, “yo estoy convencido de eso, representa una regresión autoritaria, representa ideas viejas”.