Obama pide en Alemania una Europa “fuerte y unida”

Uncategorised0

unidasHanover. (La Jornada), 25 de abril de 2016.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó el lunes que el mundo necesita “una Europa fuerte y unida” frente a las dificultades del proyecto europeo, afectado por el aumento de los movimientos populistas y la amenaza de la salida de Reino Unido.

“Estados Unidos y el mundo entero necesita una Europa fuerte, próspera, democrática y unida”, declaró en un discurso en Hanover, en el norte de Alemania, donde está de visita oficial durante dos días.

“Una Europa unida sigue siendo una necesidad para todos”, insistió el dirigente estadonidense.

“Quizás necesitan a alguien del exterior como yo que les recuerde los progresos que han conseguido”, estimó, antes de reunirse esta tarde con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande y los primeros ministros de Italia y del Reino Unido, Matteo Renzi y David Cameron.

Barack Obama prosiguió su discurso insistiendo en el hecho de que “lo que pasa en este continente tiene consecuencias en todo el mundo”.

“Si una Europa unida, pacífica, democrática y orientada hacia la economía de mercado empieza a dudar de ella misma, a cuestionar sus progresos efectuados en estas últimas décadas, esto (…) reforzará a los que dicen que ‘esto no funcionará’ y apoyará el comunitarismo”, declaró el mandatario.

Obama pidió a Europa que aumente su esfuerzo en materia de seguridad, en un discurso desafiante a los líderes europeos durante su visita oficial a Alemania.

“Europa ha sido a veces demasiado complaciente respecto a su propia defensa”, declaró Obama, instando a los aliados de la OTAN a aumentar su gasto de defensa hasta alcanzar el objetivo del 2% del Producto Interior Bruto (PIB).

Obama aseguró que repetiría el mismo mensaje en la próxima cumbre de la OTAN en julio en Varsovia y será también uno de los temas de la minicumbre prevista este lunes en Hanover entre el presidente estadunidense, la canciller Angela Merkel, el presidente francés François Hollande y los primeros ministros británico e italiano, David Cameron y Matteo Renzi.