Que a la mujer se le reconozca y respete no sólo el 8 de marzo: Martha Alicia

OAXACA0

Legislkor34En la víspera de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, Martha Alicia Escamilla León afirmó que lo deseable, siempre, es que a las mujeres se les reconozca, valore y respete todos los días del año. Nosotras somos un factor esencial en el desarrollo de nuestra sociedad, por eso merecemos respeto, igualdad y equidad, remarcó.

 

En entrevista, la Empresaria y Legisladora Local recordó el papel poco valorado que históricamente ha tenido la mujer como encargada del hogar, y la relevancia que tiene esta actividad en la vida familiar, y en todo nuestro entorno social. Como madres de familia, esposas y encargadas de la crianza y educación de los hijos, hemos sido el pilar de la sociedad a pesar de que aún siendo esa una actividad ardua y compleja, ha sido poco reconocida.

En esa lógica, dijo que hoy las mujeres han venido ganando palmo a palmo cada uno de los espacios que ocupan, ya no sólo como pilares del hogar y la familia, sino también como destacadas profesionistas, empresarias, comerciantes y también ocupando espacios importantísimos en la administración pública y en la vida política del país.

Hoy, por eso, dijo Martha Alicia Escamilla, las mujeres hemos demostrado amplias cualidades para destacar en todos los sectores laborales, empresariales y profesionales. Y lo hemos hecho no por una concesión de alguien, sino gracias a la demostración de esfuerzo, tenacidad, capacidad y dedicación a las labores a las que decidimos dedicarnos.

Por esa razón, resaltó la importancia de exigir una sociedad igualitaria pero también consciente de la necesidad de ponderar la equidad para poder dar a cada quien lo que merece y lo que le corresponde. Calificó como inadmisible el hecho de que sigan persistiendo algunas prácticas discriminatorias como la desigualdad salarial o que no se brinden similares oportunidades según aptitudes sino por el género.

Por eso, finalizó, a la mujer debe reconocérsele pero sobre todo valorársele y respetársele todos los días del año. Eso es lo que debemos exigir a cambio de nuestro esfuerzo y trabajo diario, al cumplir el doble papel como madres y jefas de familia, y al mismo tiempo como profesionistas, empresarias o políticas, y proveedoras del gasto familiar.