Revelan presunta corrupción de funcionario de Sinfra

OAXACA0

El funcionario de la Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra), Pascual Luz Orea Morán, ha lucrado con las obras públicas de Oaxaca, en contubernio con algunos empresarios locales y foráneos, según se dio a cono cer.

Además de ser él quien trajo a laborar a la Sinfra a Jaime Yamada Hurtado, ex Coordinador Técnico, quien fuera detenido por elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) el pasado 23 de marzo, por lo cual se sigue un proceso en su contra.
De acuerdo con documentos proporcionados a este medio informativo, sus socios son los ex funcionarios de Gabino Cué Monteagudo: José Luis Pinacho Gómez y Guillermo Martínez Gómez, ex directores de Caminos y Aeropistas de Oaxaca, y Jorge Castillo Díaz; de lo cual estaría informado el secretario Fabián Sebastián Herrera Villagómez.
Entre otros datos que revelan los documentos, fueron los señalamientos de corrupción y malas obras durante la conclusión, el año pasado, del Centro de Convenciones de Oaxaca, cuyos drenajes nuevos colapsaron y causaron diversas inundaciones en colonias aledañas, de Santa Lucía del Camino.
En esos trabajos fueron favorecidas las empresas Construcciones y Desarrollo Inmobiliarios Santa Fé S.A de C.V. y Servicios de Construcción Marliz Paris S.A. de C.V. a través de una licitación con número LO902215995E002-2016.
El contrato J03 10 0 08 0036/2016 firmado por Sinfra establecía que el costo de este espacio arquitectónico era de 377 millones 568 mil 205.99 pesos, de acuerdo con los datos de Compranet.
Con el argumento de que la empresa no avanzaba en la construcción, Sinfra concluyó de manera anticipada con el contrato y en abril retomó el proyecto, a través de una asignación directa. Hasta la fecha no hay información sobre las contrataciones, montos y los proveedores de servicios, en el espacio de Transparencia Presupuestaria, como estipula la Ley.
Aunado a ello, a través de Pascual Orea, Sinfra reportó que no cuentan con cifras definitivas de la inversión, debido a gastos que no estaban presupuestados, dijo que la inversión aproximada es de 470 millones de pesos.
En abril de 2017, Sinfra quitó la construcción de más de 471.8 millones de pesos, a dos empresas que habían ganado el contrato un año atrás, mediante una licitación pública nacional. De manera atípica y de forma unilateral, la dependencia estatal decidió realizarla directamente.
En junio de 2017, el empresario Efrén Alfredo Velasco Martínez, representante de “Diseño, Adaptación y Construcción Integral SA de CV” informó que Pascual Luz Orea se coludió con otros cuatro ahora ex funcionarios estatales para exigirle un “moche” por 2.8 millones de pesos; para que Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) le pagara 11 millones de pesos que le adeudaba por la construcción de una carretera, ejecutada en 2012.
El empresario presentó en ese entonces una denuncia ante PGR contra Jorge Castillo Díaz, Andrés Erick Ramírez Melgar, José Luis Pinacho Gómez y Guillermo Martínez Gómez, quienes se desempeñaron como ex directores de diversas áreas de CAO, así como contra Pascual Luz Orea Morán. Sin embargo, no solo interpuso la denuncia ya que el constructor exhibió videos del momento en que Ramírez Melgar le pidió uno de los moches.
Tres años atrás, también en mayo, la entonces delegada administrativa de la residencia de CAO en Pinotepa Nacional, Alejandra Barragán Ortiz, acusó públicamente a Pascual Luz Orea Morán del presunto desvió de un millón de pesos, que eran parte de los recursos para la construcción de la carretera Pinotepa Nacional-Corralero.
En octubre de 2013, un grupo de trabajadores sindicalizados de CAO pararon labores en demanda de la destitución de Orea Morán, a quien acusaron de desviar dinero de las obras que se realizaban en la región de la Costa y de retener injustificadamente el salario a 77 empleados de esa dependencia.
En 2017, Según cifras proporcionadas por Sinfra, Pascual Luz Orea Morán lideró a 900 obreros y a personal administrativo que, en doble jornada, trabajó para levantar el edificio de 32 mil metros cuadrados. La construcción comprende el Centro Cultural, el Gran Salón, una cancha de fútbol y cuatro de básquetbol , un recinto abierto para exposiciones, un auditorio panorámico, acceso principal, área de mantenimiento, áreas verdes y estacionamiento para 350 vehículos, con una capacidad total de ocho mil 600 usuarios (Nota retomada en redes sociales)