Ricardo era estudiante de Derecho; quiero la “cabeza” del alcalde: madre de joven linchado en Puebla

31 agosto, 2018 OAXACA0

Por: Gabriela Hernández…….

PUEBLA, Pue. (apro).- “¡Quiero justicia!”, reclamó Rosario Rodríguez, madre de Ricardo y cuñada de Alberto Flores, quienes fueron linchados el pasado miércoles en Acatlán de Osorio, al ser confundidos con secuestradores de niños.

Durante el sepelio, realizado en la localidad de Tianguistengo, en el mismo municipio de Acatlán, quedó en claro que Ricardo Flores, de 21 años, era estudiante de Derecho en Xalapa, Veracruz, pero ese día había acompañado a su tío Alberto a comprar materiales para construir una barda.

En el poblado de San Vicente Boquerón, ambos fueron detenidos por consumir bebidas embriagantes en la vía pública, pero al ser trasladados a la comandancia de Acatlán, algunos pobladores empezaron a divulgar en las redes sociales que en la camioneta que tripulaban les habían encontrado a dos niños que habían intentado robarse.

Alberto y Ricardo fueron sacados por la fuerza de los separos municipales para ser golpeados, rociados con gasolinas y quemados vivos.

Aunque algunos de sus familiares llegaron al lugar cuando aún ambos estaban con vida, los pobladores nunca escucharon sus súplicas, ni las explicaciones de que no eran delincuentes. Incluso, hubo personas que amenazaron al hermano de Ricardo para que se alejara del lugar si no quería que le pasara lo mismo.

Uno de los pobladores, identificado como El Tecuanito, emitió mensajes alarmantes en Facebook en los que pedía a los pobladores congregarse para “que se haga justicia”.

“Por favor gente, venga, hay que estar aquí unidos, sí; así es que señores aquí de Acatlán dense cita aquí a la presidencia municipal, porque si nosotros no nos paramos y no hablamos pues realmente esto va a seguir”, dijo ante la supuesta certeza que los dos detenidos en San Vicente Boquerón habían tratado de secuestrar a dos niños.

También está ubicado otro de los pobladores quien, incluso, promovió una colecta de cinco pesos entre los que estaban presentes en ese momento frente a la comandancia para contratar un camión de perifoneo y convocar al resto de los lugareños para consumar el linchamiento.

En las transmisiones en redes sociales realizadas sobre este hecho, se puede escuchar a los pobladores gritar: “el pueblo unido, jamás será vencido, el pueblo unido, jamás será vencido”.

Durante el sepelio de los dos hombres, la madre de Ricardo pidió la “cabeza” del alcalde de Acatlán de Osorio, Guillermo Martínez, quien no intervino para detener la barbarie, pese a que sabía que los dos detenidos sólo cometieron faltas administrativas.