Trabajar por un Oaxaca con perspectiva indígena en el ámbito laboral: Manuel García Díaz

OAXACA0

manues*El Punto de Acuerdo propone que las autoridades coadyuven en la inclusión y participación de las comunidades indígenas en el sector económico o productivo

San Raymundo Jalpan, Oaxaca., 10 de octubre de 2016.- Con la finalidad de diseñar e implementar políticas públicas y programas de carácter social para erradicar la discriminación laboral indígena en toda la entidad, el diputado Manuel Andrés García Díaz presentó un Punto de Acuerdo para exhortar a la Secretaría del Trabajo del Gobierno del Estado, así como a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), para generar mayores empleos para las comunidades indígenas.

El legislador integrante de la Fracción Parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), señaló que la propuesta pretende impulsar a las autoridades para coadyuvar en la inclusión y participación de las comunidades indígenas en el sector económico o productivo, así como mejorar su formación educativa, con el propósito de garantizar que las empresas o instituciones de trabajo formal otorguen la oportunidad de obtener un empleo digno a la población indígena.

García Díaz, aseguró que Oaxaca ha destacado por su gran diversidad cultural y étnica, por ello las personas de origen indígena se esfuerzan por mantener su identidad como grupo, sus lenguas, creencias, tradiciones, el control de sus tierras y modos de vida; y a su vez mantienen sólidos vínculos con el campo, con sus territorios, además de que conservan algunos elementos de sus ocupaciones tradicionales.

Sin embargo, condenó la discriminación aún latente hacia las personas indígenas en el estado de Oaxaca, “muchas personas originarias de nuestras comunidades sufren de maltratos por hablar una lengua indígena o simplemente por vestir de manera diferente con trajes típicos, además que en su mayoría se les impida el acceso a servicios públicos, trabajos y oportunidades que cautelosamente sí están disponibles para otro sector de la población”.

El diputado manifestó que las precarias condiciones y la imposibilidad de obtener un empleo estable obliga las personas indígenas emigrar de forma temporal o permanente a otros países en busca de mejores oportunidades, lo cual en muchas ocasiones pone en peligro sus vidas y la protección y sustento de las familias oaxaqueñas.

Otro factor dijo, es el acceso a la educación, toda vez que se prevé que más de la mitad del sector de la población indígena enfrenta grandes desafíos económicos para acceder a una escuela, al tiempo de desenvolverse en un panorama social con pocas oportunidades para adquirir un empleo, “nuestras comunidades viven una evidente marginación y pobreza”, agregó el diputado.

Cabe señalar que el 40 por ciento de los indígenas aseguraron no contar con las mismas oportunidades para obtener un puesto de trabajo debido a su origen étnico. La informalidad extrema es prácticamente el único espacio donde encuentran opciones laborales, siempre con bajos sueldos, contratos verbales, largas jornadas y falta de protección social, esto de acuerdo a la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (ENADIS) 2010.

El Punto de Acuerdo emitido por el legislador priista fue turnado a las Comisiones Permanentes Unidas de Asuntos Indígenas; y de Derechos Humanos.