Treinta y tres, el número de inmuebles a demolerse en la CDMX

27 octubre, 2017 OAXACA0
Comparte en tus redes sociales
          
 

Ciudad de México. El Gobierno de la Ciudad de México informó que llegó a 33 el número de inmuebles dañados durante el sismo del 19 de septiembre que tendrán que ser demolidos por poner en riesgo la vida de sus habitantes o personas que acuden a ellos, en esta lista se incluyen dos catalogados como de valor histórico.

Al presentar el informe diario de las acciones realizadas con motivo del movimiento telúrico, el mandatario capitalino Miguel Ángel Mancera Espinosa señaló que esta semana se sumaron 9 edificios más que tendrán que ser demolidos. Además adelantó que está tarde el secretario de Finanzas capitalino Edgar Amador firmará con el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, un convenio sobre los recursos que otorgará el gobierno federal a la reconstrucción de la Ciudad de México.

Mancera Espinosa señaló que ayer se recibió un donativo por un monto de 10 mil euros de parte del Fondo Regional Cono Sur para la reconstrucción de la Ciudad de México.

El jefe de Gobierno que sin alarmas innecesarias su administración actuará con toda responsabilidad.
Estimó que se requiere de cerca de 200 millones de pesos para hacer otros estudios para determinar las acciones que se tienen que realizar para reforzar las construcciones de esta ciudad tomando en cuenta si fueron edificados antes o después de 1985.

La secretaria de Gobierno capitalino Patricia Mercado detalló que de los 121 inmuebles que las delegaciones presentaron al Comité de Emergencias para su revisión por considerarlos de alto riesgo, en 18 se descartó la demolición, pero sí deben ser reforzados y no son habitables en este momento.

Agregó que el comité ya revisó 60, dentro de los cuales se encuentran los 33 que deben ser demolidos y otros pasaron a color amarillo.

Puntualizó que el inmueble de Miramontes 310 debe ser demolido porque existe un alto riesgo de colapso, sin embargo, hay diferencias entre los vecinos.

“No se puede hacer un acto autoritario, hay que hablar con ellos”, acotó.
En el caso de San Antonio Abad 122 el dueño quería hacer la demolición con explosivos, algo que no se autorizó porque abajo pasa el Metro.

Nota retomada de la Jornada


Comparte en tus redes sociales