Vota Meade por él mismo

OAXACA0

Ciudad de México. (La Jornada).- A las 9:35, José Antonio Meade Kuribreña salió de su casa acompañado de su esposa e hijos para dirigirse a la casilla ubicada en la Universidad Panamericana en la calle Canteras de Oxtopulco. A diferencia de otros comicios cuando cumplía con ese deber cívico él es ahora uno de los personajes centrales, y por eso votó por él mismo.

A sus 49 años, este ex funcionario público, aparece por primera vez en una boleta electoral. Y nada menos que en la posición de candidato presidencial.

Los parabienes, “vivas” y algunos carteles para animar a “Pepe, presidente” fueron discretos de parte de sus vecinos y hasta parientes.

Pero tampoco faltaron quienes dijeron haber venido desde las delegaciones Venustiano Carranza e Iztapalapa para apoyar al abanderado de la causa Todos por México.

Ahí además, entre una aglomeración de unos 200 entre fotógrafos y camarógrafos una mujer de sombrero azul, espetó a gritos: “Meade, sin fraude vecino, sin haiga sido como haiga sido, con estado de derecho!!”

El ex secretario de Hacienda, de Desarrollo Social y de Energía concedió varias entrevistas antes y después de sufragar.

Luego, acompañado del mismo sincero pero prudente apoyo -en un coro al que ya al regreso se sumó Juana Cuevas, su esposa- retornó a su casa para esperar el mediodía e ir, como cada semana, a la parroquia de San Sebastián Mártir, en la zona de Chimalistac.

Y después, a esperar las horas de este largo domingo en su búnker de Insurgentes Norte, la sede nacional del PRI, uno de los partidos que lo postula, pero del cual no es militante como de ningún otro.