Cámara de Representantes aprueba acusación a Trump de incitación a la insurrección y va a juicio

OAXACA0

WASHINGTON (apro).- Con 232 votos a favor y 197 en contra, la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense aprobó la acusación formal contra Donald Trump de “incitación a la insurrección”, por lo que ahora será sometido a un segundo juicio político en el Senado.

Durante la votación –primer paso para procesar judicialmente al magnate en el Capitolio–, a los 222 legisladores demócratas se unieron 10 republicanos, mientras que cuatro se abstuvieron de participar en el proceso.

“Lo que hizo el presidente Trump el 6 de enero es una violación a su promesa de hacer cumplir la constitución y defender los principios democráticos”, dijo Nancy Pelosi, líder de la mayoría demócrata.

Con el aval de la Cámara de Representantes a la acusación, a partir del próximo martes 19 el Senado debe considerar los procedimientos legislativos para enjuiciar al todavía presidente, quien con ello se convierte en el primer titular del ejecutivo en ser procesado dos veces por el Congreso federal.

Antes de aprobarse la imputación a Trump por su participación en el asalto vandálico al Capitolio, el pasado miércoles 6, Pelosi, también presidenta de la Cámara de Representantes, ya había nombrado a los fiscales para el juicio presidencial.

Los legisladores demócratas Jamie Raskin, de Maryland; Diana DeGette, de Colorado; David Cecilline, de Rhode Island; Joaquín Castro, de Texas; Ted Lieu, de California; Stacey Plaskett, de las Islas Vírgenes; Joe Neguse, de Colorado, y Madeleine Dean, de Pensilvania, serán los fiscales en el proceso judicial contra Trump en el Senado.

Los procedimientos para enjuiciar al saliente primer mandatario arrancarían un día antes de que el demócrata Joe Biden asuma la presidencia, el miércoles 20.

De ser declarado culpable del delito que le imputan, y aun cuando para entonces ya sea expresidente, Trump quedaría inhabilitado de por vida para ser candidato presidencial, dirigir o financiar un partido o grupo político, o para ocupar cualquier puesto de elección popular en su país.

La decena de legisladores republicanos que aprobaron el juicio a Trump repudiaron las acciones y declaraciones del mandatario que causaron el asalto al Capitolio, cuyo saldo, además de los daños materiales, fue la muerte de cinco personas, incluido un policía.

Mitch McConnell, líder de los republicanos en el Senado, se mostró a favor del juicio político a Trump, y es posible que vote a favor –como al menos otros cinco de sus correligionarios– de declarar culpable al aún ocupante de la Casa Blanca.

Ante los 100 senadores que asumirán el papel de jurado calificador, los legisladores designados por Pelosi como fiscales de la parte acusadora tendrán que presentar el caso y evidencias para sustentar la acusación de incitación a la insurrección.

Para el juicio, Trump deberá definir a su equipo de abogados que intentarán anular la acusación para así ganar adeptos y conseguir que la mayoría de los 100 senadores lo absuelvan, como ocurrió en el primer juicio político, a principios de 2020.

El proceso judicial legislativo contra el magnate ocurrirá en el arranque de la presidencia de Biden, por lo que las autoridades federales se preparan para cualquier incidencia de violencia que se registre en la capital estadunidense el próximo miércoles 20, día de la juramentación presidencial.

Para mantener la integridad del Congreso federal, donde se realizará la ceremonia de reemplazo, serán desplegados 20 elementos de la Guardia Nacional, además de cientos de policías y agentes del Servicio Secreto, así como de la DEA, FBI y otras agencias de seguridad.

En las redes sociales, fanáticos y seguidores de Trump, como los que asaltaron el Capitolio, han convocado a eventos de protesta ante los 50 congresos de las entidades federativas de Estados Unidos, que amenazan con terminar en actos de sedición y violencia.

“A la luz de los reportes sobre más demostraciones, urjo a que no haya más violencia, que no haya más violaciones a la ley ni vandalismo de ningún tipo. Eso no es lo que defiendo, ni lo que representa Estados Unidos. Hago un llamado a todos los estadunidenses para que ayuden a apaciguar las tensiones y que impere la calma”, proclamó Trump en una declaración por escrito difundida por la Casa Blanca.

También en un comunicado de prensa, Biden anotó que el enfrentamiento a grupos domésticos de terroristas, como los que asaltaron el Capitolio, será uno de los retos de su presidencia.

A diferencia del primero, en el que salió exonerado, en este segundo juicio político a Trump, la composición del Senado le desfavorece para salir librado del delito que se le imputa.

De las 100 curules de la Cámara Alta, 50 son demócratas y 50 del partido republicano, pero la vicepresidenta Kamala Harris –demócrata y constitucionalmente presidenta de la Cámara Alta– sería quien emita el sufragio decisivo en caso de una votación cerrada.

Con la nueva posición de MacConnell y la perspectiva de que por lo menos otros cinco senadores republicanos repudien a Trump, es posible que no haga falta el voto de Harris.

Retomado en: https://www.proceso.com.mx/internacional/2021/1/13/camara-de-representantes-aprueba-acusacion-trump-de-incitacion-la-insurreccion-va-juicio-256179.html