El Dip. Local Samuel Gurrión Matías pide institucionalizar un homenaje a Don Manuel Sabino Crespo

OAXACA0

gurrion chico 5Durante la Sesión Ordinaria de la LXIII Legislatura Local el Presidente de la Mesa Directiva, Samuel Gurrión Matías, junto con la Diputada y Presidenta de la Comisión Permanente de Desarrollo Social, Adriana Atristain Orozco, presentaron un exhorto a la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) del Congreso del Estado para institucionalizar la realización de una Sesión Solemne en memoria del Presbítero Don Manuel Sabino Crespo.

La petición señala que la Sesión Solemne se realizará en el Salón de Plenos del Honorable Congreso del Estado cada año consecutivamente, con el propósito de rendir tributo a este importante personaje de la historia de Oaxaca.

El también Diputado y Presidente de la Comisión Permanente de Recursos Hidráulicos, Samuel Gurrión Matías expuso que Don Manuel Sabino Crespo fue uno de los primeros mártires de la lucha de Independencia de origen oaxaqueño, que se distinguió por sus convicciones profundas y valor moral.

El legislador por la Fracción Parlamentaria del PRI explicó que la importancia de recordar a Don Manuel Sabino Crespo radica en que fue pieza clave de la conformación de la Nación Mexicana, y que puso el ejemplo con el deseo de construir un México mejor sin desigualdades e injusticias.

En tanto, la Diputada Adriana Atristain Orozco habló de la importancia de recordar a tan distinguidos personajes oaxaqueños, quienes aportaron con su conocimiento, ideas e incluso dieron su vida para consolidar el México de hoy.

Cabe destacar que el Punto de Acuerdo para el exhorto está basado en la legalidad de los artículos 50 Fracción Primera de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca y la Fracción Cuarta del Artículo 37 del Reglamento Interior del Congreso del Estado.

Las últimas palabras que pronunció Don Manuel Sabino Crespo – mártir oaxaqueño- fueron; Voy a morir por ti Patria Amada. Pero muero seguro de mi fe, porque al proclamar la Independencia lo hice con el convencimiento de mi razón, justa, santa y necesaria, perdono a los enemigos que me dañan y espero del Padre de las Luces, en cuyo seno voy a descansar, que pronto alivie a mis hermanos de la opresión.