El pueblo zapoteca de Zaachila… de mal en peor

3 junio, 2019 OAXACA0

Uno tras otro los errores del “mediano” presidente municipal, no da una y piden su renuncia en redes, termómetro importante de la comunicación en la población…………

Margarito García Tapia/Medios y Comunicación/Opinión………

Tiendo a apilar buenos recuerdos, sobre todo de aquellos lugares que gozan de atractivos, (“fortalezas” le llaman los administradores), siempre tengo nostalgia, incluso de aquellos lugares que no he visitado.

Aquellos municipios o lugares que brillaron por sus atractivos empresariales, culturales, turísticos, etc., hoy dejan ver un deterioro palpable, encaminados a un fracaso total.

Hay dos tragedias en la vida del ser humano, una es NO conseguir lo que se desea. La otra es conseguirlo. Ya lo reza el dicho de Abraham Lincoln “Si quieres probar el carácter de un hombre, dale poder”.

Lo que sucede en esta villa de Zaachila, es una prueba más de haberle otorgado el poder a un hombre “buena gente”, “buen esposo” y hasta “buen padre”, sus paisanos le dieron la oportunidad y aquel hombre con “buenas intenciones” se convirtió en un personaje de enana estatura mental.

Sin dejarse ayudar ni escuchar consejos, Cástulo Bretón, presidente municipal en funciones del Ayuntamiento de Zaachila, Oaxaca, enfrenta múltiples problemas, en materia de salud, obra pública (hasta el momento solo se le conoce un banderazo y hasta eso en beneficio de familiares y conocidos).

El asunto da para más, la cuestionada y criticada administración 2019-2021, enfrenta grandes atrasos en materia de educación, cuidado al medio ambiente, difusión de la cultura y el turismo, pero lo más cuestionable es la inseguridad.

PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA

Hace algunos días personal del ayuntamiento zaachileño realizaba excavaciones para reparar “algo” en céntrica calle, rompieron los conductos de agua potable al mismo tiempo el del drenaje, las aguas se mezclaron y a los hogares de la población llegó agua potable con heces fecales.

A pesar de que todo se “arregló en corto”, pues ningún poblador puso denuncia ante las instancias correspondientes, la acción es grave pues se trata de la salud pública de cientos y hasta miles de zaachileños.

Desde el inicio de su administración, el célebre “Lito” como es popularmente conocido, ha dado largas para la ejecución de la obra pública, pese a contar ya con el presupuesto destinado para ello, casi 40 mdp.

El domingo 02 de junio, a casi medio año de su “criticada” administración, el hilo se rompió por lo más delgado, pues el vehículo oficial (Jetta gris oscuro), que iba manejando un familiar del edil (y supuestamente en estado de ebriedad), ocasionó un percance en la población, la policía municipal encubrió al infractor.

Las quejas y denuncias en las redes sociales no paran, personas que votaron por él en las pasadas elecciones hoy fraguan una posible destitución ¡Nosotros lo pusimos, nosotros lo quitamos!, el clamor. Hasta sus mismos concejales y directores de área desaprueban la actitud prepotente de “Lito”, sobre todo de querer controlar absolutamente todo.

Recordemos que años atrás, las personas de este municipio, caracterizadas por su carácter y temple enérgico, ya han quitado presidentes municipales. En la actualidad, NADA de lo que prometió Cástulo Bretón en campaña se ha cumplido.

METIDO EN COSAS CHUECAS

Un elemento de la policía municipal, al cual se le enjaretaba un puesto directivo, puso en jaque a la policía municipal de Zaachila al caer en estado de ebriedad a la cárcel municipal, vociferó de sus jefes, gritando que el presidente andaba metido en cosas chuecas, todo está en video.

Prepotencia, abuso de autoridad, inseguridad, muchísimos robos a casas-habitación, influyentismo y atentados a la salud pública, marcan el inicio de una autoridad municipal que ha estado mal desde el inicio.

La ciudadanía puede perdonar la falta de obra pública, la falta de promoción turística y cultural, lo que no pueden perdonar es la inseguridad que impera en esta población, y sobre todo la INEPTITUD, basándose en su significado puro que a la letra reza “Persona que carece de aptitud para cierto trabajo o función”.

Si la cabeza está mal, todo está mal y a Zaachila le va mal, esperemos no quieran tapar el pozo después de ahogado el niño, al final de cuentas, para el actual presidente municipal, TODOS ESTÁN MAL, MENOS ÉL… al tiempo.