El teatro que promueve Antorcha llega a las clases populares

OAXACA0

TEATRal_1Oaxaca, Oax., 17 de noviembre de 2015.- Desde hace más de 19 años, cuando se integró la Compañía Nacional de Teatro del Movimiento Antorchista, ha recorrido cientos de poblaciones y miles de kilómetros; además ha puesto en escena decenas de obras teatrales, con la única finalidad de que los mexicanos de las comunidades rurales y colonias aprecien alguna obra teatral.

 

Desde su origen, la finalidad fue sacar el teatro de las alfombras rojas, de los majestuosos recintos, de los boletos caros y trasladarlo a las plazas comunitarias, escuelas, calles, en escenarios improvisados, es decir a las clases populares. Esa fue la idea que inició Víctor Puebla, maestro de gran trayectoria en la Ciudad de Puebla, pero que dedicó la mitad de su vida a cultivar el teatro para gente de escasos recursos, y lo logró.

A la fecha, la escuela que fundó Víctor Puebla conserva la esencia, sus alumnos han continuado con su trabajo, formando grupos culturales en escuelas de colonias marginadas, que es otra parte importante para desarrollar el teatro, a través de la educación. Y como homenaje, el antorchismo nacional promueve el teatro en todo el país, además de que cada año, los mejores grupos participan en el Concurso Nacional de Teatro. Los alumnos de Víctor Puebla e integrantes de la Compañía Nacional de Teatro de Antorcha, recuerdan de forma satisfactoria que cuando acuden a los pueblos, colonias marginadas, la gente en muchas ocasiones la única forma de pagar es con aplausos, “y de eso vivimos también”, dijeron en entrevista varios de ellos.

Todo el trabajo teatral antorchista está consciente de las condiciones en la que vive la gente de colonias ubicadas en la periferia de las ciudades, en los pueblos más alejados de los Estados. “Sabemos que necesitan una vivienda, luz, agua potable, drenaje y obras, pero llevar el teatro, también lo agradecen, es una forma de educación y la gente lo reconoce porque se identifica en una obra de teatro, pues refleja las decenas de los problemas que sufre y que se ven a diario dentro de la sociedad; el llevarles esta forma de arte es una satisfacción.”

Desde su perspectiva, el teatro es una forma de educación, pues concientiza a la gente, al exponer en escena los problemas que aquejan a la sociedad, las posibles soluciones y así las personas aprenden. Han apreciado obras de Moliere, de los grandes clásicos del teatro griego, comedia y drama, todos de gran calidad, impulsado por los jóvenes teatreros.

El teatro como un reflejo de los males en la sociedad

Al presentar una puesta en escena, cada obra se convierte en un reflejo de la sociedad, coincidió la ex diputada federal y una de las destacadas integrantes del trabajo cultural del antorchismo, Soraya Córdova y Oscar Ortiz Donato, integrante de la Compañía Nacional de Teatro.

“A través del teatro, estamos educando a una gran cantidad de personas, porque cada obra es un reflejo de la sociedad, sobre las condiciones en la que vive, sus conflictos, pero sobre todo las soluciones; contribuimos a educar a la sociedad por medio de hacer más sensible y humano al hombre, pues éste se vuelve capaz de entender y sentir, a través del teatro, lo que le causa daño y malestar y no ir por ese camino; lo que le causa felicidad y alegría y emprender rumbos para alcanzar estas metas.”

Si bien, se desarrollan todos los géneros teatrales, uno de los más recurridos es la tragedia, considerada la madre del teatro. El uso de este género es muy completo, transforma al espectador cuando aprecia una obra de este tipo, es una forma de conocer los sentimientos de cada autor y así conocer el sentir de la sociedad de aquellos tiempos, y que sin duda perduran.

“El teatro juega un papel muy importante, porque logra que la gente se haga planteamientos, que siga el desarrollo de los problemas, y que, junto con los antores, llegue a un desenlace. Consideramos que esto es parte del proceso para crear una cultura en las masas”, explicó Ortiz Donato.

Urge cambiar las políticas en materia cultural

Hace algunos años el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) aplicó la Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales. Los resultados revelaron la falta de políticas públicas encaminadas a la promoción de la cultura ante los sectores más pobres.

Si bien con la aplicación de la Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales se buscaba evaluar las políticas públicas en el sector cultural, e identificar las necesidades de los mexicanos para reorientar los programas y aprovechar los recursos públicos, al fecha poco se ha hecho. Esta encuesta evidenció que el 72 por ciento de las personas encuestadas pagó por ver una obra de teatro. En Puebla, por ejemplo, el 68.8, en San Luis Potosí, el 42 por ciento, y las cifras más altas son en Baja California norte con casi el 89 por ciento, seguido por Sinaloa con el 85 por ciento. De la misma forma, el costo de los boletos supera en algunos casos los 650 pesos, según datos de la PROFECO. Aunque las puestas en escena de grupos independientes tienen un precio no menor a los 150 pesos, son las grandes producciones espectaculares las que reafirman la primera cifra.

En este contexto, Oscar Ortiz Donato consideró que las dependencias responsables, como Secretaría de Cultura, Educación Pública, las comisiones de cultura en la cámara de diputados deben de trabajar por modificar las políticas encaminadas a la promoción de la cultura. Pues, cada vez la gente de escasos recursos no puede acudir a los teatros, y los grupos independientes no cuentan con el respaldo ni con la promoción necesaria.

“No estamos en contra de que se presenten las grandes producciones teatrales, lo que consideramos es que se cambie la forma de cómo se estructuran políticas para promocionar la cultura. Las autoridades no se preocupan por invertir en la cultura, es necesario cambiar las políticas, cambiar la mentalidad de los mexicanos, que se les dé oportunidad de acudir a los teatros”.

Rumbo al XVI Encuentro de Teatro 2015 en SLP

Durante sus 41 años de existencia, el Movimiento Antorchista Nacional ha impulsado la cultura y las bellas artes entre el pueblo de México, el teatro es una de ellas; en las colonias más olvidadas, en los pueblos donde difícilmente o casi nunca llega el arte, en las escuelas o casas de estudiante se ha logrado llevar el teatro y con ello educar al hombre.

Durante 16 ediciones del Encuentro Nacional de Teatro, más de 200 mil mexicanos han desfilado en el majestuoso Teatro de la Paz para presenciar una obra en escena y ahora se prepara ya el próximo encuentro 2015, los días 20, 21 y 22 de noviembre.

Las alfombras rojas del Teatro de la Paz en San Luis potosí nuevamente recibirán a miles de hombres y mujeres que se dan cita en un encuentro con la tragedia y la comedia, en esta cita donde más de 2 mil 500 obras se han presentado en las ediciones teatrales de la organización más grande y mejor estructura da del país, el Movimiento Antorchista.

 

Por: Comunicado