En este agosto, la mayor cifra de asesinatos del sexenio

Uncategorised0

sexenioCiudad de México. (La Jornada).-Agosto pasado fue el mes con el mayor número de homicidios dolosos en lo que va del actual sexenio, al acumular mil 938 denuncias por este delito, hechos en los que murieron 2 mil 147 personas.

En ese periodo, Veracruz estuvo en primer sitio nacional en cuanto a asesinatos.

La suma de homicidios de ese tipo – vinculados a episodios violentos con la delincuencia organizada- se acerca a los peores niveles del sexenio pasado.

Los picos históricos, desde 1997, año de inicio de esta compilación de datos a cargo de la Secretaría de Gobernación, ocurrieron en siete meses de la administración de Felipe Calderón. El mayor fue en mayo de 2011, con 2 mil 131 homicidios dolosos.

Por entidad, en agosto de 2016, la tasa más alta estuvo de nuevo en Colima, con 52.47 casos por cada 100 mil habitantes, esto es cuatro veces más que el promedio nacional.

En segundo sitio se encuentra Guerrero, con 41.36.

Si bien la tasa de Veracruz es de 8.83, pasó de 168 asesinatos intencionales en julio a 229 en agosto.

También hay disparos en Baja California Sur (llega también a récord); Sinaloa, Jalisco, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tlaxcala y Zacatecas.

En el acumulado anual, 2016 tiene ya 14 mil 549 víctimas de homicidios dolosos. En el mismo periodo del año anterior (enero-agosto) , la suma era de 12 mil 339 víctimas .

En cuanto a secuestros, en agosto se registran 120 víctimas de este delito, seis menos que el mes anterior. Sin embargo hay igualmente un nuevo episodio crítico en Tamaulipas al registrar en agosto 32 plagios, el número más alto en lo que va del año y 23 más que en el mes inmediato anterior.

Las cifras anteriores son compiladas por el sistema Nacional de seguridad pública de la Secretaría de gobernación, con base en datos de las procuradurías y fiscalías estatales, es decir averiguaciones previas y carpetas de investigación del fuero común.

Las cifras entre averiguaciones previas y el número de víctimas son distintas porque en una misma denuncia se puede incluir a más de un fallecido o secuestrado.