Experiencia cultural inolvidable en Mitla; ven a vivirlo

OAXACA0

 

 

 

14551088_1438369959512038_154076873_oUn grupo de emprendedores indígenas realizaran la experiencia cultural Xhza´ nu (Nuestra boda en zapoteco) el próximo domingo 20 de noviembre en ese Pueblo Mágico. La boda tradicional de San Pablo Villa de Mitla que se ha presentado en la Guelaguetza, conocida como la fiesta máxima de los pueblos indígenas de Oaxaca, dejará de ser solamente un espectáculo contemplativo para convertirse en una experiencia abierta por primera vez a los visitantes en calidad de convidados al Fandango.

 

Con este tema, que es la expresión cultural más acabada, barroca y representativa de los zapotecos de Mitla, como argumento e hilo conductor, los convidados conocerán las tradiciones, costumbres, gastronomía, artesanía, música  y atractivos a lo largo de un día de estancia de la mano misma de sus habitantes. En el proceso, el turista se transportará a un mundo alterno y deslumbrante.

14569780_1438369652845402_1312560199_n

 

https://www.youtube.com/watch?v=0UOiw9kHObU (clic para ver video)

 

Conforme a la tradición, Xhza´ nu se realizará en domingo por la mañana con laPresentación de los novios, representación de una costumbre cargada de simbolismo a cargo del grupo folklórico de la comunidad y banda de viento. Recibidos por el Bengöl (padrino en funciones de anfitrión) en la casa de los padrinos un espacio de época, Casa Don Cenobio, de hermosa arquitectura tradicional, ambientado con música de chirimía, los invitados deberán seguir la costumbre de pasar a la pieza a depositar su ofrenda bajo el altar, de fumar un cigarro ofrecido en plato, de tomarse un mescal servido en carrizo, de degustar el desayuno ritual propio de la ocasión y de llevarse su itacate envuelto en mascada.

14536733_1438369706178730_813230003_oYa por la tarde y luego de visitar la zona arqueológica, los palenques de mezcal, las casas de los artesanos y de andar las calles del pueblo en compañía de sus nuevos amigos, los invitados se reencontraran en el Fandango de boda que, para su gozo visual, se realizará en un lugar insólito: en el Paraje Xhajio, una loma al pié del cerro La Fortaleza en medio de un hermoso campo de agave.

Escucharán ahí el sermón del padrino y bailarán con metate y guajolote al son de la música de viento, degustarán los mezcales tradicionales del novio y de los padrinos, en una auténtica Cata, en competencia por el beneplácito del paladar de los invitados, como es costumbre. Y para festejar por todo lo alto a los esponsales, Xhza´ nu presentará a de la Orquesta Filarmónica del Instituto Intercultural Calmécac bajo la dirección del Maestro Nathanael Hernández en un magno Concierto entre agaveLa experiencia Xhza´ nu es consecuencia directa de la denominación, un año atrás, de San Pablo Villa de Mitla como pueblo Mágico y un proyecto clave para el desarrollo económico de esa comunidad. Motivados por este hecho, un grupo de emprendedores turísticos, promotores culturales y activistas sociales decidieron participar en el taller Mentes creativas en el desarrollo de productos turísticos, convocado por la Secretaria de Turismo y Desarrollo Económico del Gobierno de Oaxaca e impartido por el especialista Eduardo Yarto, actual Secretario de Turismo del Estado de Zacatecas y en el proceso de incubación a cargo de la empresa INCUBATOURS, siempre como un proyecto turístico de preservación y difusión de su identidad cultural, al mis o tie y con un enfoque ampliamente comunitario.

Mitla es una comunidad zapoteca de alta marginación cuya economía, dependiente fundamentalmente de la actividad turística, la artesanía textil y la producción de mezcal, que se ha visto severamente mermada por los conflictos sociales en el estado desde 2016. Sin embargo, su denominación como Pueblo Mágico responde a la fortaleza de su cultura y representa una inmejorable oportunidad de desarrollo.

12345678910


14527463_1438368156178885_900860265_n

12345678910



El proyecto Xhza´ nu (Nuestra boda) del próximo 20 de noviembre habrá de generar 10 empleos directos y más de 180 empleos indirectos. Su continuidad podría generar una derrama económica de cerca de siete millones de pesos anualmente así como recursos para el fomento a proyectos comunitarios de turismo, cultura y las tecnologías de la información y la comunicación. Pero sobre todo, es importante apoyar esta manifestación cultural por su importancia para la preservación, difusión y revaloración, en precio y aprecio, de nuestra propia identidad y cultura.