Sube a 350 el número de víctimas mortales por el terremoto de Ecuador

Uncategorised0

sube1Guayaquil / Pedernales, Ecuador, (EL PAÍS), 18 de abril de 2016.- El número de víctimas mortales por el terremoto registrado el sábado por la noche en Ecuador se ha incrementado hasta al menos 350, según han anunciado este lunes las autoridades del país. Ecuador ha amanecido con la urgencia de localizar a las personas desaparecidas tras el seísmo y de atender las primeras necesidades de los damnificados. El terremoto, de magnitud 7,8 en la escala de Richter, ha causado también, de momento, más de 2.000 heridos. Las muestras de solidaridad de las primeras 24 horas dan paso a los envíos y primeras recepciones de ayuda en forma de equipos de rescate y productos de primera necesidad. La Unión Europea ha desbloqueado un millón de euros de ayuda urgente para asistir a las víctimas. Desde el momento del terremoto se han registrado 230 réplicas con magnitudes que van de los 3,5 a 6,1 en la escala de Richter. El Gobierno ecuatoriano calcula que se necesitarán miles de millones de dólares para afrontar la reconstrucción de las zonas dañadas.

Aunque no hay cifra oficial de personas afectadas, Cruz Roja calcula que entre 70.000 y 100.000 personas requerirán algún tipo de asistencia y entre 3.000 y 5.000 requieren alojamiento de emergencia. Más de 800 voluntarios y personal de la Cruz Roja Ecuatoriana están llevando a cabo operaciones de búsqueda, rescate y evacuación en las comunidades afectadas, además de brindar servicios de ambulancia, primeros auxilios y atención sanitaria y psicosocial. La previsión es que las mayores necesidades sean de acceso a artículos de primera necesidad, agua potable, saneamiento, alojamiento y alimentos, aunque Cruz Roja Española cree que el nivel de las necesidades humanitarias aumentará a medida que se vaya accediendo a otras zonas y se disponga de más información.

En la noche del domingo, el presidente, Rafael Correa, ya advirtió que el número de víctimas mortales ascendería “de forma considerable”, a medida que fuesen apareciendo decenas de personas que aún permanecen entre los escombros.

Mientras tanto, las ayudas internacionales no cesan de llegar. Un avión del Ejército del Aire ha partido en la mañana este lunes hacia Ecuador desde la base área de Torrejón de Ardoz (Madrid) con 39 militares y un equipo de ocho bomberos de la Comunidad de Madrid. El ministro de Asuntos Exteriores español en funciones, José Manuel García-Margallo, ha admitido que no se pueden descartar que haya víctimas españolas en el terremoto porque la colonia española es “extraordinariamente numerosa” aunque por el momento no se tiene constancia de ello.

El seísmo, de casi un minuto de duración, tuvo su epicentro en la costa de Esmeraldas, cerca de la localidad de Muisne, en el norte del país, aunque también se llegó a notar de manera importante en la capital, Quito, y en la ciudad de Guayaquil, la segunda mayor del país.

La Embajada de Ecuador en España ha anunciado el envío durante “las próximas horas” de ayuda humanitaria a las zonas afectadas por el terremoto. Con un comunicado, la Embajada recuerda a la ciudadanía que es “la única institución encargada de gestionar y canalizar las ayudas con las autoridades en Ecuador” y recomienda acudir a su web (www.espana.embajada.gob.ec) y su página de Facebook para seguir la información oficial tras la tragedia. Además, ha recordado que la Cancillería ecuatoriana ha habilitado el número de teléfono 900 935 930 para llamadas desde España y la plataforma www.consuladovirtual.gob.ec para pedir información vía chat o videollamada.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, ha asegurado antes del inicio de la reunión de los ministros de Exteriores comunitarios en Luxemburgo, que se han movilizado “todos” los esfuerzo para “dar apoyo” a las autoridades del país y que los ministros de la UE analizarán la situación del país. Mogherini ya anunció el domingo la activación del Mecanismo Europeo de Protección Civil a petición de Naciones Unidas “para aportar ayuda de los expertos” .

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha hecho un llamamiento para recaudar un millón de dólares (unos 885.000 euros) para apoyar a las víctimas del terremoto. El Gobierno de China también se ha ofrecido a enviar asistencia humanitaria, si Ecuador se la solicita.