Topo Chico, penal que pone de manifestó la precaria situación de centros penitenciarios: Herrera López

OAXACA0

TANIVET9Por: Montiel Cruz

Este 14 de febrero se cumple un año de la huelga de hambre de las mujeres reclusas del penal de San Francisco Tanivet, Tlacolula de Matamoros.


 

La Presidenta del Comité Pro-Defensa de las mujeres del penal femenil de Tanivet, Ana Laura Herrera López, denunció que a lo largo de un año que las presas se amotinaron y se declararon en huelga de hambre para exigir la salida de sus directivos ante una serie de agresiones físicas y verbales de las que fueron objeto, no ha cambiado, porqué sufren de seguridad, medicamentos y sin comida.

Según la representante legal la situación que viven las 180 presas del fuero común y federal, no cuentan con seguridad, no tienen servicio médico, medicamentos y la comida que reciben es de mala calidad.

En este sentido, aseguró, que se siguen violentando sus derechos humanos de las internas sistemáticamente, más cuando viven con sus hijos dentro del penal, acusó.

Expuso que el año pasado, unas seis mujeres fueron segregados en condiciones infrahumanas sin sustento jurídico para esta acción, vivieron una pesadilla y no se han logrado recuperar.

Herrera López añadió que al año se recuerda con tristeza de la agresión sufrida a las reclusas de este penal.

“Lo peor es que el gobierno del Estado de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, no hizo nada, ni sus funcionarios para resolver una serie de carencias y necesidades que enfrentan”.

La activismo manifestó que en cualquier momento las internas pueden irse a huelga ante el incumpliendo de las autoridades del gobierno del estado que se siguen violando sus derechos humanos como el derecho de servicio médico que después de solicitar una cita en el Hospital Civil son atendidas a los siete meses.

Además, agregó, que hay enfermas crónicas que necesitan atención y solo reciben paliativos, además que hay enfermedades respiratorias, entre otras, que están afectando a la población recluidas y a los menores que ahí habitan.

Por está razón, pidió a las autoridades estatales cumplan con estás mujeres que están privadas de su libertad y que no vuelva pasar nuevamente lo que pasó a un año, incluso no deseamos lo que pasó en Topo Chico, penal estatal ubicado en la zona Metropolitana de Monterrey, capital de Nuevo León, que pone de manifestó la precaria situación de centros penitenciarios no sólo de México , sino de Oaxaca.