Como zona económica especial, Oaxaca logrará más y mejores empleos: ATI

OAXACA0

ATI5OpgOaxaca, Oax., 05 de octubre de 2015.- Además de fomentar la productividad con una explotación intensiva y racional de la naturaleza y de los recursos energéticos, el que Oaxaca sea una zona Económica Especial, tal y como lo anunció el presidente Enrique Peña Nieto, traerá más y mejores empleos, no solo para el Istmo de Tehuantepec, sino para toda la entidad.

 

Así lo señaló el diputado del grupo parlamentario del PRI en la LXII Legislatura estatal, Adolfo Toledo Infanzón, quien celebró la decisión del Primer Mandatario del país de crear tres zonas económicas, una de las cuales sería Oaxaca en el Istmo de Tehuantepec.

“Con ello, el istmo oaxaqueño se convertirá en un zona económica especial como área delimitada geográficamente con ventajas naturales y logísticas que la podrían convertir en una región altamente productiva, tendrá beneficios fiscales y laborales, un régimen aduanero especial y un marco regulatorio ágil”, recalca el legislador.

Sin embargo, señaló que esta región requerirá infraestructura de primer nivel, capital humano, financiamiento e innovación. “Estos son los retos y oportunidades que enfrentaremos en el corto plazo en el Istmo de Tehuantepec, pero esta zona podría convertirse en la palanca del desarrollo de todo el estado de Oaxaca”, recalca.

Por esa razón, señaló que los diputados prisitas respaldan esta medida tomada por el Presidente de la República, además de que considera a la educación como un eje primordial, además de fortalecer el contrato social constitucional para tener un modelo propio de identidad a nivel nacional y a nivel regional.

Manifestó que el anuncio presidencial es una estrategia que permitirá definir espacios geográficos favorable para la instalación y desarrollo de empresas e industrias a partir de incentivos, ventajas competitivas y condiciones de certidumbre para los inversionistas, lo cual, se reflejará en más y mejores empleos.

Toledo Infanzón afirmó que con el impulso del presidente Enrique Peña Nieto, se rompería el paradigma de la pobreza, para transitar del asistencialismo al crecimiento, para esto se requiere de una estrategia que promueva inversiones, eleve la productividad y, lo más importante, genere empleos bien remunerados.

“Solo así, con un visión de largo plazo en el marco de la legalidad y con la participación de todos los órganos de gobierno, podrá hacerse realidad el desarrollo que todos los oaxaqueños estamos esperando”, finalizó.