Continuán Eva Diego y Eva Cruz exigiendo moches en comunidades

OAXACA0

evasLejos de favorecer a la paz social, las diputadas Eva Diego Cruz Molina desestabilizan a la poblaciones para saciar sis intereses políticos y económicos.

Montiel Cruz

Las diputadas Eva Diego Cruz y Eva Floridana Cruz Molina, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) e integrantes de la corriente Nueva Izquierda, mama e hija, respectivamente y originarias de San Juan Chilateca, municipio que comprende al distrito de Ocotlán de Morelos, se pasean en el Estado de Oaxaca, en una camioneta marca BMW,  año de 2016,,cuyo costo en el marcado rebaza al millón de pesos

De esta manera,  los fines de semana, las legisladoras visitan los municipios aprovechándose de su fuero y engañando a las autoridades con conseguirles recursos de la federación para obras en sus comunidades, por las obtienen moches de hasta 30 por ciento.

De acuerdo a una denuncia anónima con autoridades municipales del distrito de Ocotlán de Morelos, las diputadas del PRD llegan haciendo alarde de poder  abordo de su vehículo, sin considerar la pobreza que padecen las comunidades.

Estas perredistas iniciaron como matraqueras en el Partido Revolucionario Institucional, de ahí decidieron a poyar al exgoberndaor Gabino Cué Monteagudo, y despúes al senador Benjamín Robles Montoya, quien hizo diputada federal a Eva Florinda Cruz Molina, por el distrito de Santa Lucía del Camino.

En su afán de seguir con el negocio en la política, la diputada por el distrito de Zimatlán-Ocotlán, en las elecciones de 2015, registró a su hermana Consuelo Diego Cruz como precandidata a diputada federal por el distrito nueve sin embargo, al enterarse que este distrito le correspondía al Partido del Trabajo (PT), luego de ir en alianza con la coalición con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca, integrada por los partidos del PT, Partido Acción Nacional y PRD, Eva Diego impuso a madre Eva Florinda Cruz Molina, como candidata del PRD  el distrito   en Santa Lucia del Camino, a pesar de no registrarse en tiempo y forma para la elecciòn.

De este modo, madre e hija, hacen alarde de poder imponiendo autoridades municipales en los municipios que se rigen por los usos y costumbres, violando sus derechos electorales.

Lejos de favorecer a  la paz social, las diputadas perredistas se la pasan desestabilizando las comunidades para saciar sus intereses políticos y económicos, estropeando los usos y costumbres de las comunidades del Estado de Oaxaca.