Lleva Fiscalía ante Juez a maestro de Wu-shu acusado de violación a una estudiante

OAXACA0

shuEste 10 de noviembre, aproximadamente a las 08:40 horas, personal de la Fuerza Especial de Reacción Inmediata (FERI), dio cumplimiento a la orden

de aprehensión librada dentro de la causa penal 335/2015 obsequiada por el juez de garantía de Asunción Nochixtlan, en contra de EUTIQUIO AMBROSIO

CERVANTES como probable responsable del delito de violación agravada, cometido en agravio de una menor; el señalado fue detenido cuando caminaba

sobre Riberas del rio Atoyac, a un costado del puente Guadalupe Victoria, San Martin Mexicapam.

 

Antecedentes:

Desde el 2014, el detenido EUTIQUIO AMBROSIO CERVANTES, maestro de Wu-shu de la víctima, le decía que “fuera su todo”, que a cambio le daría todo lo que ella pidiera o quisiera, que tenía bonitos ojos y que le gustaba su olor; se lo decía cada que tenía oportunidad.

El 20 de junio del 2015, salieron a un evento a Nochixtlan en compañía de otros diez menores (hombres y mujeres), se instalaron en un hotel y después de cenar, alrededor de las 23 hrs., el profesor Eutiquio mandó a la victima un mensaje de whatsapp para que la víctima le llevará los teléfonos de sus compañeras, pues todas estaban en una sola habitación y el maestro estaba en otra habitación retirada; la agraviada obedeció, cuando llegó tocó la puerta y el agresor abrió.

La víctima iba llorando porque minutos antes había discutido con su novio por whatsapp, el ahora detenido le preguntó qué pasada, la tomó de los brazos y la introdujo al cuarto.

Dentro del cuarto el ahora detenido le hizo insinuaciones de carácter sexual, entonces la menor se levantó de donde estaba sentada y le dijo que se iba, pero entonces el maestro la agarró del brazo derecho y le dijo “ya me tienes harto, va a ser por las buenas o por las malas” y la botó a la

cama, sujetándole las muñecas y apretando la parte media exterior de la muñeca para paralizarle el cuerpo e impedir que hiciera algún movimiento, mientras con la otra mano empezó a quitarle la ropa hasta consumar el

ataque sexual.

Debido al dolor que la menor sintió, comenzó a reaccionar y logró golpearlo con la mano derecha, entre la nuca y el cuello, cuando logró quitárselo de encima salió corriendo de la habitación.