Mariguana sí daña; la Corte no determinó que no sea así, aclara ministro

OAXACA0

funciones3CIUDAD DE MÉXICO. (Excélsior), 05 de noviembre de 2015.-Con el amparo concedido este miércoles por la Suprema Corte a cuatro particulares, para que les sea permitido el cultivo de mariguana para el autoconsumo, los ministros no determinaron si esta droga es dañina o no, sino que llama a la reflexión, ya que “la política prohibicionista no ha funcionado”.

 

Así lo expuso el ministro que elaboró el proyecto que derivó en la sentencia, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia.

En ningún momento la Corte dijo que la mariguana no es dañina; por supuesto, la mariguana es una droga, no es inocua, genera daños. Lo que se sostuvo en la Corte, avalado por los estudios científicos más importantes en el mundo, es que los daños que provoca la mariguana no son de tal naturaleza que justifiquen una prohibición absoluta, sino que el Estado tiene que entrar en una lógica de medidas que reglamenten, que regulen esta actividad, como sucede con otras sustancias tóxicas, por ejemplo el alcohol o el tabaco.

“Tampoco se está propiciando o festinando el consumo de la mariguana. Los estudios acreditan que en aquellos Estados donde se ha legalizado esta actividad no aumenta el número de consumidores. Lo que la sentencia busca es una reflexión ‒toda vez que la política prohibicionista no ha funcionado‒, para que se ponga énfasis en campañas de prevención y en campañas de educación, que han funcionado en otros temas; por ejemplo, el caso del tabaquismo, donde se han tomado medidas que efectivamente han reducido el número de personas adictas al tabaco. No se estimula el consumo de la mariguana, no se le hace propaganda; simplemente, se dice: esta sustancia, como otras, entra en la libre esfera de las personas mayores de edad decidir si se quieren intoxicar o no intoxicar con esa sustancia, porque el Estado no puede imponerles un modelo de vida.”

El ministro reiteró la importancia de la resolución de la Corte que permite a esas cuatro personas cultivar, consumir y transportar la mariguana, aunque subrayó que lo que el fallo no permite es la comercialización de la cannabis.

“Creo que hay que felicitar a la Suprema Corte, por la decisión que tomó ayer, y a la sociedad mexicana; me parece que se abre un nuevo camino, una nueva ruta, a partir de un nuevo paradigma de cómo entendemos y cómo debemos comprender el fenómeno de las drogas, principalmente el tema de la mariguana.

Es una buena decisión porque a partir de esta resolución se determina que el derecho al libre desarrollo de la persona, como un derecho humano que nos permite decidir nuestro modo de vida, sin estar sujeto a un modelo de virtud, o a un modelo único de forma de ser, me parece que es muy relevante que se contenga por primera vez la posibilidad de autoconsumir mariguana.”

Sobre la posibilidad de que esta decisión que permite el autoconsumo de la mariguana sea aplicable para todos los mexicanos y no solamente para cuatro personas, dijo:

“Existe la posibilidad de que se haga jurisprudencia (medida generalizada) y entonces la sentencia obligue ya a todos los jueces del país, pero creo que lo que sería más conveniente y sería el mayor éxito de esta resolución, que creo que en esa lógica van algunos de los actores políticos, es generar un debate creativo, constructivo, para cuestionarnos, por un lado, la política pública en esta materia y, por el otro lado, analizar esta política pública a través del nuevo paradigma que se deriva de la sentencia de ayer (miércoles), porque hoy la Corte ha establecido que el autoconsumo de la mariguana es una actividad que constitucionalmente debe ser permitida, y esto cambia completamente la lógica del problema, como se había enfrentado hasta ahora.”

Explicó quién gana con la resolución de los cinco ministros que integran la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN):

“Gana la sociedad mexicana, primero en el establecimiento y el fortalecimiento de un derecho humano a la libertad, a la libertad de decidir lo que es más conveniente para mi vida. Segundo: creo que gana la sociedad si se abre un debate para reflexionar sobre una política prohibicionista que aparentemente no ha dado los resultados que se esperaban, y en tercer lugar me parece que gana la sociedad porque este debate se da a la luz de la determinación de que ya hay un derecho humano al consumo de la mariguana, siempre y cuando no se afecte a terceros, y que no incluye la comercialización.”

Para que la medida siente jurisprudencia, aclaró:

“Requeriríamos cuatro casos más que fueran similares ‒y que no haya un precedente contrario en medio‒ y en donde se reiterara el mismo criterio por parte de la Corte.”

Habló también del único ministro que votó en contra de su proyecto, Jorge Mario Pardo Rebolledo:

“El Ministro Pardo Rebolledo, quien votó en contra, tenía un punto muy importante, inteligente, de peso, que era el decir: ‘yo estoy de acuerdo con la estructura del proyecto’, pero dijo: ‘lo que a mí no me queda claro es de dónde se obtiene la semilla o la planta; esta actividad es ilícita y consecuentemente me falta este presupuesto’; sin duda es un argumento de peso. Lo que dijimos la mayoría es: ‘eso no está planteado en el amparo, y nosotros tenemos que ver, desde el presupuesto que ya está en el amparo, que se nos pide sembrar, cosechar, transportar para el autoconsumo’, y también comentábamos que, en los países donde se ha avanzado hacia el consumo de la mariguana, este detalle de dónde se obtiene la semilla, normalmente el Estado no se mete en ese tema; es una especie de zona oscura en donde hay poca claridad para intervenir.

“En este momento no es punible en nuestro país el consumo de mariguana y tampoco es punible tener hasta cinco gramos de esta yerba en la posesión de alguna persona. El Estado no sanciona esas conductas, y sin embargo no nos cuestionamos de dónde vino la mariguana; sería algo similar a lo que estamos proponiendo ahora, pero me parece que el argumento del ministro Pardo, que además es un ministro muy serio, es un argumento de peso.”

Para el ministro Zaldívar Lelo de Larrea, todos los puntos de vista no solo son respetables, sino son para ponderarse.

Explicó que para su poyecto “consideramos todo el marco constitucional mexicano, experiencias de derecho comparado, estudios científicos más importantes en materia de mariguana, tanto estudios médicos como estadísticos; ponderamos las diferentes opciones, y al final tratamos de buscar una decisión que fuera protectora de los derechos, pero que al mismo tiempo fuera responsable, que ayudara al Estado mexicano, que ayudara a la gente, que pudiera generar un debate constructivo, porque creo que nuestro deber como jueces constitucionales es defender la Constitución, pero también de manera responsable.

“Que sea polémico el tema, eso es inevitable. En una democracia como la nuestra el avance de los derechos casi siempre es polémico, porque los derechos no pueden ser materia de consulta, ni de encuestas, ni de votación. Los derechos se tienen que respetar, incluso contra la opinión de la mayoría; entonces, las decisiones que nosotros tomamos, lo que no podemos tomarlas es con base en qué va a ser más popular o qué va a caer mejor, o cómo salió la encuesta de ayer. Esos elementos pervertirían el análisis que tiene que hacer un juez constitucional.”